May ofrece referéndum

La Premier abrió la puerta a una votación, si se aprueba antes su acuerdo del Brexit

May insistió en que dimitirá si el acuerdo del Brexit es finalmente ratificado en el Parlamento. FOTO: AP
May insistió en que dimitirá si el acuerdo del Brexit es finalmente ratificado en el Parlamento. FOTO: AP

Dispuesta a hacer concesiones para salvar su acuerdo de Brexit, la primera ministra Theresa May propuso ayer a los diputados británicos un cuarto voto, que incluya decidir sobre un segundo referéndum y una unión aduanera temporal con la UE.

Tras el referéndum de junio de 2016, en el que 52 por ciento los británicos votó a favor del Brexit, Reino Unido debería haber abandonado la Unión Europea el 29 de marzo.

Pero el repetido rechazo del Parlamento al acuerdo de divorcio con Bruselas empujó a May a aceptar un aplazamiento flexible del Brexit: hasta el 31 de octubre, aunque el país puede salir antes si halla una solución al bloqueo.

Hay una ultima oportunidad, lanzó May, antes de anunciar este nuevo acuerdo que incluye muchas de las exigencias del opositor Partido Laborista, con quien había negociado sin éxito.

Entabladas a principios de abril, esas conversaciones tenían como objetivo encontrar un modo de obtener el apoyo de una mayoría del Parlamento, que desde enero tumbó estrepitosamente tres veces el texto firmado en noviembre por May con sus 27 socios europeos.

Pero el líder laborista Jeremy Corbyn anunció el viernes pasado que se retiraba ante la incapacidad del gobierno alcanzar un compromiso debido a su creciente debilidad e inestabilidad a medida que el Partido Conservador busca un sucesor a May.

La jefa de gobierno ya había anunciado su intención de someter de nuevo el acuerdo a los diputados a principios de junio, y en un último intento por salvar el texto negociado durante casi dos años con Bruselas, parece ahora dispuesta a ceder a las exigencias laboristas. Esta vez, la Cámara de los Comunes votará un proyecto de Ley sobre el Acuerdo de Retirada. Y si los diputados aprueban el texto, May propone hacerles votar después sobre la eventual convocatoria de un segundo referéndum.

Los partidos proeuropeos la defienden desde hace tiempo, pero muchos diputados, especialmente en las filas conservadoras y laboristas, temen que acentúe las divisiones que sacuden a la sociedad británica.

Si los diputados adoptan el proyecto de ley pero rechazan el nuevo referéndum, el país podría abandonar la UE a finales de julio. Pero si deciden volver a preguntar a los británicos, esa consulta debería organizarse antes de toda eventual ratificación del acuerdo de retirada, afirmó May, sin precisar sin embargo cuál sería la pregunta.

May ha dicho que después de la votación en el Parlamento presentará un calendario para su renuncia como líder del partido y primera ministra. Los conservadores partidarios del Brexit la culpan por el impasse político en que se encuentra el país, y la quieren reemplazar por el ex secretario del Exterior Boris Johnson, un partidario acérrimo de la salida.

SE PERFILA RECHAZO

El laborista Jeremy Corbyn adelantó que su partido votará contra el proyecto de ley del Brexit, presentado por May, pese a sus intensos compromisos.

Es básicamente una repetición de lo que se discutió antes, consideró Corbyn, tras señalar que el proyecto de ley no hizo ningún movimiento fundamental sobre la unión aduanera o los derechos de los consumidores.

Las últimas propuestas de la primera ministra son aún peores que antes, comentó el conservador Jacob Rees-Mogg.

Con información de agencias.

Por Redacción El Heraldo de México

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Orbe La multitud ocupó por completo una importante vía y calles aledañas paralelas al puerto de Victoria. Foto: AP

Difícil parar el enojo en Hong Kong