Macron promete reconstrucción de Notre Dame en cinco años

Autoridades descartan que el fuego fuera provocado; Macron llama a la unidad

El gran órgano del templo se salvó de las llamas, aunque podría haber sufrido algunos daños. Foto: AFP
El gran órgano del templo se salvó de las llamas, aunque podría haber sufrido algunos daños. Foto: AFP

PARÍS. Cinco años es el plazo que el presidente francés, Emmanuel Macron, se fijó como meta para reconstruir todavía más bella la Catedral de Notre Dame de París, un día después de que fuera parcialmente devastada por un incendio.

Somos un pueblo de emprendedores. Tenemos mucho que reconstruir. Y la reconstruiremos. Más bella todavía, aseguró el mandatario en una alocución televisada a la nación desde el palacio del Elíseo.

 

Quiero que esté terminada en cinco años. Podemos hacerlo. Y para hacerlo nos movilizaremos; Macron aseguró que en la tragedia de Notre Dame hay una oportunidad de unir al pueblo francés.

 

El Presidente pidió huir de la impaciencia y de los anuncios inmediatos y pidió a su pueblo que se sienta consciente de su historia y que aproveche la catástrofe para reflexionar sobre lo que fuimos y lo que somos, para mejorar.

Macron se dirigió en el mismo formato y a la misma hora en el que tenía previsto hacerlo ayer para anunciar las grandes medidas de su política para los próximos años, como respuesta al descontento mostrado por los chalecos amarillos.

Afirmó que en los próximos días hará esos anuncios, muchos de los cuales han sido filtrados ya a la prensa.

El fiscal público de París, Remy Heitz, informó que no encontraron indicios que apunten a un incendio provocado, mientras 50 personas trabajan en la investigación.

El fuego quemó la armadura de madera del tejado de más de 100 metros de longitud, conocido como el bosque por el gran número de vigas que hubo que utilizar para instalarlo, así como la aguja a 93 metros de altura, uno de los símbolos de París.

Las dos torres emblemáticas de la fachada se mantuvieron en pie, así como el gran rosetón del lado sur, pero las primeras imágenes del interior del templo dejaron entrever un montón de escombros y vigas ennegrecidas, así como dos grandes agujeros en las bóvedas.

En cuanto se inició el incendio las autoridades pusieron en marcha una operación in extremis para salvar todas las obras de arte que resguardaba la catedral, visitada cada año por entre 12 y 14 millones de visitantes.

Decenas de bomberos, expertos y voluntarios hicieron una cadena humana, que implicaba un gran riesgo para sus vidas, con el fin de sacar los tesoros más importantes. Además de la Santa Corona, la túnica de San Luis, y otros objetos.

El gran órgano del templo se salvó de las llamas, aunque podría haber sufrido algunos daños.

La novela de Víctor Hugo Nuestra señora de París era número uno de ventas ayer en la plataforma de Amazon Francia, al día siguiente del incendio que devastó parcialmente la catedral de París.

Tras los atentados en París del 13 de noviembre de 2015, los franceses se habían precipitado a las librerías a comprar París era una fiesta, de Ernest Hemingway, expresando con este gesto su tristeza y solidaridad.

Todos los puentes que llevan a la Catedral de Notre Dame fueron clausurados por la policía, aunque eso no evitó que los turistas se aglomeren lo más cerca posible para observar la estructura ennegrecida, algunos oraron afuera.

 

Por AGENCIAS

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeFUERZA. La Policía usó gas pimienta para dispersar una protesta en un mall. Foto:  REUTERS

Maniobras atizan las amenazas