Los dreamers merecen ciudadanía, según encuesta en Estados Unidos

De acuerdo con el ejercicio de Morning Consult, solo el 12% de los votantes quiere que se apruebe una ley que autorice la deportación de los dreamers

FOTO: REUTERS
FOTO: REUTERS
Netlog

 

WASHINGTON.- El 54 por ciento de los estadounidenses quiere que el Congreso apruebe una ley que abra un camino a la ciudadanía para los 800 mil jóvenes indocumentados, conocidos como dreamers y que hasta hace poco estaban protegidos de la deportación por un plan migratorio conocido como DACA, según una encuesta.

La encuesta fue divulgada hoy por el diario Politico y elaborada por la firma Morning Consult unos días después de que el Gobierno de Donald Trump anunciara el fin del programa DACA el pasado día 5, aunque a su vez dio al Congreso un plazo de seis meses para aprobar una ley migratoria.

Según la encuesta, el 54 por ciento de los estadounidenses registrados para votar quiere que el Congreso establezca un camino para que los jóvenes indocumentados puedan regularizar su situación y, mediante el cumplimiento de ciertos requisitos, acceder a la ciudadanía estadounidense.

Mientras tanto, un 19 por ciento quiere que el Congreso les permita quedarse en Estados Unidos, pero sin establecer una vía que les permita acceder a la ciudadanía.

Solo el 12 por ciento de los votantes quiere que los legisladores aprueben una ley que autorice la deportación de los soñadores, jóvenes que llegaron a EU de manera irregular cuando eran niños.

Para realizar el sondeo, entre el 7 y el 11 de septiembre, Morning Consult entrevistó a mil 976 personas registradas para votar, y el margen de error del estudio es del 2 por ciento.

La semana pasada, el Gobierno de Trump anunció el fin de DACA, pero la suspensión del programa no entrará en vigor hasta el 5 de marzo de 2018, periodo en el que el Congreso, el único con poder para cambiar el sistema migratorio en EU debe aprobar una ley para aclarar la situación de los jóvenes soñadores.

Gracias a DACA, 800 mil jóvenes indocumentados han podido frenar su deportación, obtener un permiso temporal de trabajo y, en algunos estados, una licencia de conducir.

Tanto la Casa Blanca como el propio Trump han dejado claro que no se tomará ninguna medida contra los beneficiarios de DACA en los seis meses dados al Congreso para buscar una alternativa legislativa a ese programa, promulgado en 2012 por el entonces presidente estadounidense, Barack Obama.

Además, la líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha asegurado que Trump estaría dispuesto a firmar el Dream Act, un proyecto de ley para regularizar la situación de los soñadores.

El Congreso se encuentra actualmente dividido entre los demócratas, unidos para regularizar la situación de los soñadores, y la mayoría de los republicanos, que condicionan su ayuda a la obtención de fondos para reforzar la seguridad en la frontera.

POR EFE

¿Te gustó este contenido?