Lenín Moreno, nuevo presidente de Ecuador

El ex vicepresidente jura como primer mandatario y en su discurso de investidura se compromete a eliminar la pobreza extrema

FOTO AFP.
FOTO AFP.

Lenín Moreno, de 64 años, juró hoy el cargo como presidente de Ecuador para el período 2017-2021 en una ceremonia en la Asamblea Nacional ante la presencia de cientos de invitados ecuatorianos y mandatarios extranjeros.

Sí juro, respondió escuetamente Moreno ante la pregunta del presidente de la Asamblea Nacional, el oficialista José Serrano, quien le tomó el juramento y declaró que queda así posesionado como Presidente del país.

El público estalló en aplausos al grito de ¡Lenín, Lenín!, poco antes de que el expresidente Rafael Correa le impusiera la banda presidencial.
Correa abrazó a Moreno tras colocársela y, posteriormente, ambos y Serrano saludaron al público desde el centro del escenario principal de la sede de la Asamblea Nacional.

¡Sólo es un pequeño descanso compañero Rafael!, se escuchó desde el público poco antes de que se lea y suscriba el decreto de investidura de Moreno.

La Asamblea Nacional de Quito es el escenario, hoy, del traspaso de poderes entre Rafael Correa y Lenín Moreno, quien se impuso el pasado 2 de abril en las segunda vuelta de las elecciones al conservador Guillermo Lasso.

Después del juramento de Moreno, Serrano tomó juramento al vicepresidente Jorge Glas Espinel, que repite mandato.

Ya como primer mandatario de Ecuador, Lenín Moreno, aseguró en su discurso de investidura que su Gobierno se centrará en la eliminación de la pobreza extrema, un objetivo prioritario con el se comprometió durante la campaña electoral.

Moreno reiteró su compromiso de aplicar las políticas centrales de la estrategia de Toda una vida, eje rector de su plan planteado para el período 2017-2021, a fin de avanzar hacia una sociedad que precautele el bienestar de sus ciudadanos.

Ello a través de la lucha contra la pobreza extrema, la entrega de transferencias monetarias para las poblaciones vulnerables, la ampliación de los esquemas de protección social, la construcción de vivienda, el incremento de la producción y la apertura de plazas de empleo”.

En materia económica, Moreno garantizó que su Gobierno preservará la dolarización de la economía y que no habrá una moneda paralela.

Vamos a sostener la dolarización, repitió dos veces durante el discurso, en el capítulo destinado a la situación de la economía nacional y las políticas que pretende aplicar para salir de la crisis.

También abogó por una mayor austeridad en el gobierno y mayor productividad como vía para resolver los problemas económicos del Ecuador.

EFE

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeFoto: AFP

BID frena préstamos a Maduro