La Sagrada Familia, objetivo de los yihadistas para atacar Barcelona

El grupo terrorista esperaba que los explosivos estuvieran listos para estallarlos en varias iglesias y en la Sagrada Familia

FOTO EFE
FOTO EFE

El grupo terrorista responsable de los atentados de la semana pasada en la región española de Cataluña estaba ultimando, supuestamente, la preparación de explosivos para actuar contra varias iglesias y la basílica de la Sagrada Familia, ya que es el monumento más conocido de Barcelona.

Fuente jurídicas dijeron que la información fue proporcionada a la policía catalana por uno de los cuatro detenidos en relación con los atentados de Barcelona y Cambrils, Mohammed Houli Chemlal, en prisión provisional por orden judicial.

El sospechoso, que se ratificó al declarar ante el juez encargado del caso, explicó que los miembros de la célula yihadista le habían advertido de que los explosivos aún no estaban listos porque había que esperar a que se secaran.

Cuando estuvieran listos, los iban a trasladar en furgonetas para hacerlos estallar en varias iglesias, y hablaron de la Sagrada Familia como uno de los objetivos.


Obra maestra del arquitecto modernista catalán Antonio Gaudí (1852-1926), la Sagrada Familia es un símbolo de Barcelona, el monumento más visitado de la ciudad y uno de los templos cristianos más conocidos del mundo.


El detenido contó a los agentes que los yihadistas le dijeron que, según el islam, destruir monumentos estaba bien y lo convencieron de que, como era el más ignorante de todos en materia religiosa, no sabía que atentar era algo bueno.

Esto y otros indicios hicieron sospechar a los agentes que el grupo iba a cometer atentados mayores inminentemente, aparte del atropello masivo de Barcelona y el ataque de Cambrils (Tarragona), que causaron 15 muertos y más de cien heridos el jueves pasado.

Según los expertos, el explosivo que fabricaba los terroristas -triperóxido de triacetona (TATP)- se puede dejar secar durante unas horas para convertirlo en polvo y hacerlo más potente, pero también más inestable.

Conocido como la madre de Satán, ha sido usado ya por la organización terrorista Estado Islámico (EI) en atentados cometidos en capitales europeas, y se puede preparar con materiales relativamente accesibles, como ácido sulfúrico, peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y acetona.

Los terroristas que atentaron en Cataluña compraron 500 litros de acetona entre los días 1 y 2 de este mes, lo que hace pensar que manipulaban el explosivo citado, casi tan peligroso como la dinamita.

Los expertos en la lucha antiterrorista apuntan que el calor pudo ser el factor determinante de la explosión que el miércoles pasado destruyó la vivienda de Alcanar, donde los terroristas estarían fabricando los explosivos.

Charlie Hebdo publica controvertida portada sobre el atentado en Barcelona

Dos terroristas murieron entonces, uno de ellos el imán Abdelbaki Es Satty, considerado el cerebro del grupo, mientras que Mohammed Houli Chemlal resultó herido.

Aparte, la célula terrorista utilizaba una casa de labor abandonada de Riudecanyes para refugiarse o planificar acciones, según informaron fuentes próximas a la investigación.

Entre los escombros de la casa que explotó, la policía encontró hoy un cinturón de explosivos auténtico, no simulado como los que llevaban los terroristas que fueron abatidos días atrás.

Por otro lado, el Gobierno regional de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona acordaron hoy reforzar la presencia policial en la ciudad, el aeropuerto, nudos ferroviarios y eventos multitudinarios, así como incrementar el uso de obstáculos móviles en zonas de gran concentración de público.

Con información de EFE

 

¿Te gustó este contenido?