Juez le niega al “Chapo” permiso para abrazar a su esposa Emma Coronel

"El Chapo" había pedido al juez que tuviese un "gesto humanitario" y le permitiese saludar brevemente a su esposa el martes próximo, dándole "quizás un abrazo"

La negación a la solicitud del Chapo fue por razones de seguridad. Foto: AFP
La negación a la solicitud del Chapo fue por razones de seguridad. Foto: AFP

El juez de Nueva York que preside el proceso contra el mexicano Joaquín El Chapo Guzmán, considerado el mayor capo narco del mundo, negó su pedido para saludar y abrazar a su joven esposa el martes próximo, cuando comience realmente el juicio.

La corte es solidaria con el pedido del acusado, su conducta bajo duras condiciones de encarcelamiento ha sido ejemplar y ha mostrado una gracia considerable bajo presión, dijo el juez Brian Cogan en una carta.

Pero las restricciones ya impuestas a todo contacto con su esposa Emma Coronel, de 29 años, tienen como objetivo impedir que el acusado coordine cualquier escape de la prisión o dirija un ataque contra personas que puedan estar cooperando con el gobierno, afirmó.

Esto es especialmente verdadero en vísperas del juicio, cuando el acusado puede darse cuenta aún más de la realidad de las consecuencias que enfrenta si es condenado, y su motivación para escapar o para amenazar testigos puede ser mayor, precisó el magistrado.

El Chapo había pedido al juez que tuviese un gesto humanitario y le permitiese saludar brevemente a su esposa el martes próximo, dándole quizás un abrazo.

Acusado de traficar a Estados Unidos 155 toneladas de cocaína a lo largo de un cuarto de siglo y protagonista de dos espectaculares fugas de prisiones mexicanas, Guzmán Loera, de 61 años, fue extraditado hace casi dos años y arriesga una condena a cadena perpetua.

Desde entonces la justicia no le permite recibir visitas de Coronel, reina de belleza de 29 años que ha asistido a casi todas sus audiencias en la corte. Tampoco le dejan hablar con ella por teléfono.

El exjefe del cartel de Sinaloa, quien fue el hombre más buscado por Estados Unidos durante años, solo es visitado por sus abogados en la cárcel de Manhattan donde está aislado 23 horas al día, así como por sus hijas mellizas de siete años, pero todo a través de una mampara de vidrio.

Con información de AFP

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeImagenes de las torturas
a las que son sometidos los prisioneros en el Dgcim. FOTO: ESPECIAL

Muestran torturas de chavismo