Implican a Jeff Sessions con escándalo ruso

Un informe del embajador ruso en Washington dirigido a Moscú e interceptado por agencias de espionaje, implica al Fiscal General en fuertes contradicciones.

Reuters
Reuters

El embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak, informó a sus superiores en Moscú que discutió asuntos relacionados con la campaña, incluyendo cuestiones de política importantes para Moscú, con el ahora Procurador General y entonces senador Jeff Sessions durante la contienda presidencial de 2016.

De acuerdo con The Washington Post, el reporte interceptado por las agencias de espionaje estadounidenses encargadas de vigilar las comunicaciones de funcionarios rusos, contradice las declaraciones públicas de Sessions durante y después de sus audiencias de confirmación.

El informe del diario, que cita fuentes de inteligencia, no solo pone a Sessions contra su palabra sino que sería una conformación mas de que hubo al menos contactos entre la campaña electoral de Trump y funcionarios rusos.

Sessions no reveló de entrada sus contactos con Kislyak y luego dijo que las reuniones no fueron sobre la campaña de Trump.

Un funcionario estadounidense no identificado dijo al periódico que Sessions -que afirmó no recordar un encuentro de abren abril de 2016- ha dado declaraciones engañosas que fueron contradichas por otras pruebas.

De acuerdo con el periódico, un ex-funcionario opinó que la información de inteligencia indica que Sessions y Kislyak tenían debates sobre asuntos como las posiciones de Trump sobre las cuestiones relacionadas con Rusia y las perspectivas de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia en un gobierno Trump.

Sessions ha negado reiteradamente haber discutido asuntos relacionados con la campaña con funcionarios rusos y que sólo se encontró con Kislyak en su calidad de senador de los Estados Unidos.

Nunca tuve reuniones con agentes rusos o intermediarios rusos sobre la campaña Trump, dijo Sessions en marzo, cuando anunció que se recusaría de intervenir en asuntos relacionados con la investigación del FBI sobre la interferencia rusa en las elecciones y cualquier conexión con la campaña Trump.

Pero de acuerdo con las fuentes de The Washington Post, esa afirmación está en desacuerdo con los relatos de Kislyak luego de dos encuentros durante la campaña, uno en abril antes del primer discurso de política exterior de Trump y otro en julio, al margen de la Convención Nacional Republicana.

La aparente discrepancia podría plantear nuevos problemas para Sessions, en un momento en que su posición en la administración parece cada vez más débil, precisó el periódico.

En una entrevista esta semana, Trump expresó enojo con Sessions por recusarse de la investigación sobre la presunta injerencia electoral rusa, lamentó haberlo nombrado Procurador y lo criticó por sus respuestas durante su audiencia de confirmación sobre sus contactos rusos durante la campaña.

Por José Carreño / El Heraldo de México

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeFoto: AFP

Hacen espacio para migrantes