Funeral militar para el dictador Hosni Mubarak, lo despiden como héroe

El gobierno de al Sisi despidió al "faraón" con decoro, sin que procedieran las acusaciones de condenas o crímenes cometidos en el pasado

EL CAIRO. Guardias de honor escoltaron el ataúd de Hosni Mubarak durante su ceremonia fúnebre. FOTO: AFP

EL CAIRO. El gobierno del presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, despidió ayer al dictador Hosni Mubarak como un héroe, en un solemne y breve funeral militar, que transcurrió ajeno a las condenas y acusaciones de crímenes cometidos durante los 30 años de mandato del faraón.

El féretro de Mubrak, fallecido a los 91 años, llegó en helicóptero a la mezquita del Mariscal Tantaui, a las afueras de El Cairo, poco antes del rezo musulmán del mediodía.

En esta instalación de las Fuerzas Armadas que Al Sisi inauguró en 2015 en homenaje al hombre que fungió como ministro de Defensa de Mubarak hasta su salida del poder en 2011, tuvo lugar la ceremonia que comenzó con salvas de artillería y duró apenas unos minutos.

Deudos, amigos y allegados escoltaron el féretro en un grupo encabezado por Al Sisi y su gabinete, que acompañó a los hijos de Mubarak, Gamal y Alaa, su mujer Suzanne y su nieto Omar Alaa, además de los máximos responsables religiosos musulmanes y cristianos coptos. Sonaron los cañones, retumbaron los tambores y la orquesta militar empezó a entonar las primeras notas de la marcha funeraria.

Oficiales de los diferentes cuerpos de las Fuerzas Armadas custodiaron el cortejo y el ataúd del nonagenario faraón, envuelto en la bandera egipcia y llevado en una carroza de la guardia a caballo.

Tras él, las autoridades siguieron la estela del cuerpo de Mubarak, que después de acusaciones y juicios por la muerte de manifestantes durante la Primavera Árabe fue despedido como un héroe de la guerra del Yom Kipur.

POR EFE

eadp

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.