Explosión por fuga de gas en París deja 2 muertos y más de 50 heridos 

La explosión se produjo hacia las nueve de la mañana, en el céntrico distrito IX de la capital francesa, París, cerca del turístico museo Grévin y en una zona donde hay numerosos hoteles

Entre los muertos hay una española. FOTO: REUTERS
Entre los muertos hay una española. FOTO: REUTERS

Al menos dos bomberos murieron y casi 50 personas resultaron heridas, algunas de ellas de gravedad, en una fuerte explosión este sábado en un edificio del centro de París provocada por una fuga de gas.

La fuerte detonación que hizo temblar a los edificios de la zona. Entre los heridos, diez están en estado grave, informó la fiscalía de París.

 

Hubo una explosión grave seguramente provocada por una fuga de gas. El balance humano es grave, declaró el ministro del Interior Christophe Castaner, quien acudió al lugar del siniestro donde 200 bomberos estaban movilizados para apagar el incendio y prestar primeros auxilios.

 

La explosión se produjo hacia las nueve de la mañana, en el céntrico distrito IX de la capital francesa, cerca del turístico museo Grévin y en una zona donde hay numerosos hoteles.

Las autoridades mantenían un cordón de seguridad alrededor de la zona en la que un centenar de policías se encontraban movilizados.

Estábamos durmiendo cuando escuchamos un ruido, pensamos que era un terremoto, contó una adolescente que vive en una calle cercana. Bajamos y vimos un edificio en llamas, añadió su hermano.

La explosión se produjo cuando los bomberos, que fueron alertados por una fuga de gas, se encontraban dentro del edificio. La fuerte detonación hizo estallar las ventanas de los edificios aledaños.

La calle en la que se produjo la explosión estaba cubierta de escombros y las llamas salían de la planta baja del edificio.

Con información de AFP

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Orbe Las protestas contra Ortega han dejado cientos de
detenidos, de los cuales 802 continúan bajo algún régimen carcelario. FOTO: AFP

Oposición reta a Daniel Ortega