EU ofrece apoyo ante protestas

El Secretario de Estado, Mike Pompeo, reconoce que una intervención militar en Venezuela no es buena opción

BUSCAN DERROTA. Pompeo expresó ayer la
confianza de su gobierno en lograr la salida de Maduro. Foto: AFP
BUSCAN DERROTA. Pompeo expresó ayer la confianza de su gobierno en lograr la salida de Maduro. Foto: AFP

WASHINGTON. El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, acusó ayer a Cuba y Venezuela de intentar sacar provecho de las recientes protestas democráticas en América Latina, y dijo que Washington apoyará a los países que intenten impedir que la agitación que vive la región se convierta en revueltas.

Durante un discurso en Kentucky, Pompeo elevó el tono de sus acusaciones de que Cuba y Venezuela han ayudado a promover la agitación en medio de las recientes manifestaciones que viven varios países en la región.

El funcionario citó las protestas en Bolivia, Chile, Ecuador y Colombia, y dijo que este último país había cerrado su frontera con Venezuela justo por el temor a que ingresaran manifestantes desde la nación petrolera.

En el gobierno seguiremos apoyando a los países que intentan evitar que Cuba y Venezuela secuestren esas protestas y trabajaremos con (los gobiernos) legítimos para evitar que las protestas se conviertan en disturbios y violencia que no reflejan la voluntad democrática de la gente, sostuvo Pompeo.

Las relaciones de Estados Unidos con La Habana se han deteriorado desde que Donald Trump asumió la Presidencia en enero de 2017. Su gobierno ha revertido la apertura lograda durante el mandato de su antecesor, el demócrata Barack Obama.

La tensión se ha centrado especialmente en el apoyo de La Habana al presidente socialista de Venezuela, Nicolás Maduro, a quien Estados Unidos acusa de corrupción y graves violaciones de los derechos humanos.

BAJA EL TONO CON MADURO

Pompeo reconoció ayer que usar la fuerza militar en Venezuela tendría riesgos significativos, en lo que supone un cambio sustancial en la postura que hasta ahora ha defendido el gobierno estadounidense sobre una opción militar.

Hemos visto a gente pidiendo un cambio de régimen mediante medios violentos y, desde enero, hemos dicho que todas las opciones están sobre la mesa para ayudar al pueblo venezolano a recuperar la democracia y la prosperidad. Eso es desde luego todavía verdad, pero hemos aprendido de la historia que los riesgos de usar la fuerza militar son significativos, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense.

Pompeo destacó la importancia del realismo en las acciones de Washington hacia Venezuela y habló de una política para Venezuela mezclada con moderación.

Sus declaraciones contrastan con la línea que ha defendido hasta ahora la administración estadounidense, que durante meses insistió en que todas las opciones estaban sobre la mesa en relación con la crisis en Venezuela y, en todo momento, aseguró que eso incluía la opción militar.

Ahora, Pompeo dejó entrever que el Ejecutivo estadounidense ya no baraja la posibilidad de una invasión militar, aunque no llegó a decirlo claramente.

POR REUTERS Y EFE

abr

¿Te gustó este contenido?