EU castiga a ejército iraní

Trump los incluyó como grupo terrorista; Pompeo pidió a bancos romper lazos

En 2017, Trump sancionó a los Guardianes por su apoyo al terrorismo y les cerró las puertas al sistema financiero. Foto: AFP
En 2017, Trump sancionó a los Guardianes por su apoyo al terrorismo y les cerró las puertas al sistema financiero. Foto: AFP

WASHINGTON. El presidente de Estados Unidos incluyó oficialmente al cuerpo militar de élite de Irán, los Guardianes de la Revolución Islámica, en su lista de organizaciones terroristas extranjeras.

Es la primera vez que una organización que forma parte de un gobierno extranjero es considerada de esta manera, precisó el mandatario, afirmando que esta medida permitirá aumentar la presión contra Teherán, enemigo jurado de Washington.

Asimismo, dijo que la decisión sin precedentes reconoce la realidad de que Irán no sólo es un patrocinador estatal del terrorismo, sino que participa activamente, financia y promueve el terrorismo como una herramienta de la política.

El grupo Guardianes de la Revolución Islámica se formó en Irán después de la revolución de 1979 con la misión de defender el régimen clerical, en contraste con las unidades militares más tradicionales que protegen las fronteras, y acumuló un fuerte poder, incluso con importantes intereses económicos.

EU acusa a ese cuerpo de elite de estar detrás de la muerte de unos 600 de sus soldados en Irak, así como de proporcionar apoyo material a otras organizaciones que considera terroristas, como el grupo chií libanés Hezbulá y el movimiento islamista palestino Hamás.

En 2017, Trump sancionó a los Guardianes por su apoyo al terrorismo y les cerró las puertas al sistema financiero de su país, por lo que algunos expertos consideran redundante la nueva designación.

En respuesta a la medida adoptada, el Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán designó grupo terrorista a las tropas de Estados Unidos desplegadas en la región de Oriente Medio.

Luego del anuncio de Trump, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, advirtió a todos los bancos extranjeros sobre las consecuencias de tener lazos con los Guardianes de la Revolución Islámica.

Las empresas y los bancos de todo el mundo ahora tienen claro el deber de garantizar que las compañías con las que realizan transacciones financieras no estén vinculadas de ninguna manera con el IRGC, dijo Pompeo.

La decisión se produjo en la víspera de unas elecciones muy disputadas en Israel, lo que refuerza la impresión de que EU inclina la balanza a favor del primer ministro, Benjamín Netanyahu.

 

Por AFP Y EFE

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeEVEREST. Desde 2014, una norma obliga a los
excursionistas regresar con 8 kilos de basura. Foto: AFP

Mueren siete montañistas