EU arrincona más a Maduro

Exigió a las compañías no vender más combustible de aviones a Venezuela

El gobierno estadounidense ha declarado que evalúa una intervención militar.  FOTO: ESPECIAL
El gobierno estadounidense ha declarado que evalúa una intervención militar. FOTO: ESPECIAL

Estados Unidos exigió a grandes compañías que suspendan el comercio del combustible para aviones con Venezuela o les impondrá sanciones, elevando así la presión para que Nicolás Maduro deje el poder, informaron dos fuentes del sector.

Por su parte, el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó afirmó ayer que Maduro, con quien mantiene una pugna por el poder del país, debe decidir si permite una transición o si saldrá de la presidencia a la fuerza.

Son ellos (el gobierno de Maduro) los que van a decidir (…) si va a ser a la fuerza o si van a abrir una puerta a la transición, dijo el jefe parlamentario.

Los llamados para detener los negocios del combustible fueron recibidos por importantes compañías con sede en Reino Unido y Suiza, y realizados esta semana por funcionarios del Departamento de Estado estadounidense; Washington busca restringir los vuelos comerciales y militares en Venezuela.

Los funcionarios indicaron que por el momento el comercio de diésel con Venezuela es considerado legal por EU, por razones humanitarias.

Sin embargo, el Departamento de Estado no respondió inmediatamente las solicitudes.

RETIENEN EL PETRÓLEO

La empresa naviera Bernhard Schulte Shipmanagement (BSM) emprendió acciones para detener legalmente tres tanqueros de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y cobrar con ello una deuda acumulada por servicios prestados a la petrolera estatal, según fuentes cercanas a la decisión.

PDVSA ha enfrentado problemas durante años para honrar sus deudas con proveedores debido a la caída de la producción de crudo y un limitado flujo de caja, dejando facturas sin pagar a docenas de empresas en todo el mundo. Esto ocurrió incluso antes de que Estados Unidos impusiera en enero duras sanciones a las exportaciones venezolanas de petróleo, que desde entonces han caído más de 40 por ciento.

BSM opera 13 de los 32 tanqueros que posee PDVSA y dos grandes embarcaciones que son propiedad conjunta de la petrolera y PetroChina, según las empresas.

En marzo, BSM comenzó a retirar tripulación de los petroleros para reducir su exposición a Venezuela y luego devolvió algunos de ellos a PDVSA.

BSM ahora está tratando de ejecutar órdenes de retención de tres de los tanqueros ante la deuda acumulada por Petróleos de Venezuela.

Debido a los sustanciales honorarios adeudados a BSM por parte de los propietarios, hemos introducido arrestos sobre tres de los tanqueros, el Arita en Singapur y el Parnaso y el Río Arauca, ambos en Lisboa, Portugal, dijo una carta de BSM este mes.

BSM devolvió a PDVSA cuatro buques y planea retornar otros nueve para fines de junio, pero el proceso ha sido un reto para la compañía naviera y ha tomado largo tiempo.

En las últimas semanas, PDVSA ha pedido a algunos tanqueros que apaguen sus sistemas de comunicación satelital y monitoreo al entrar a aguas de Venezuela o Cuba, posiblemente para evitar ser detectados en medio del recrudecimiento de las sanciones, según capitanes, inspectores y fuentes navieras.

Además, indicó que reforzaría la seguridad en altamar colocando militares en sus barcos.

Con información de Agencias.

Por Redacción de El Heraldo de México

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeFINANZAS. Autoridades alertan que el impacto económico va a ser muy duro.  Foto: REUTERS

Temporal deja cinco víctimas