EU aprieta con nuevas sanciones

Trump tiene como objetivo cercar la economía iraní, tras escalar los conflictos

Mike
Pompeo se reunió
ayer con el príncipe heredero de Arabia Saudita. Foto: AP
Mike Pompeo se reunió ayer con el príncipe heredero de Arabia Saudita. Foto: AP

Estados Unidos impuso ayer sanciones contundentes contra el líder supremo de Irán, Alí Jamenei y a ocho comandantes iraníes, aumentado la presión contra el país al que amenazó con la destrucción, si busca la guerra.

El presidente Donald Trump firmó las sanciones económicas en el Despacho Oval, una medida que tildó de fuerte y proporcionada respuesta a las acciones provocadoras de Irán

Añadió que la respuesta de Irán determinará si la sanciones terminan hoy o se prolongan durante años

El Tesoro estadounidense anunció por su lado el bloqueo de miles de millones de activos iraníes, así como la incorporar esta semana a su lista negra al ministro de Exteriores, Mohamed Javad Zarif. Una lista a la que también añadió a ocho comandantes de los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico del régimen iraní.

Ante dichas medidas, Zarif respondió argumentando que los cercanos al presidente estadounidense, Donald Trump, están sedientos por una guerra.

Por su parte, el embajador permanente de Irán en la ONU, Majid Takht-Ravanchi, aseguró ayer que su Gobierno no puede entablar un diálogo directo con EU mientras su país está siendo amenazado, en medio de las tensiones por el derribo de un dron estadounidense el 20 de junio e incidentes con petroleros en el estrecho de Ormuz.

Nadie puede aceptar un diálogo con alguien que te está amenazando con más sanciones, dijo Ravanchi.

No obstante, Ravanchi subrayó que había transmitido al secretario general de la ONU, António Guterres, que debería ser Naciones Unidas el que tome el liderazgo para encontrar una salida a la crisis.

Por AFP y EFE

¿Te gustó este contenido?