Estudiantes dejan las aulas y protestan contra armas en EU

Con frases como "¡Nunca más!" y "¡Basta!", estudiantes de todas las regiones de EU se manifestaron en las calles contra la violencia por armas de fuego y al cumplirse un mes del tiroteo en una secundaria de Parkland

AFP
AFP

Estudiantes de todas las regiones de Estados Unidos abandonaron sus aulas este miércoles y tomaron las calles para protestar contra la violencia con armas de fuego en las escuelas, al cumplirse un mes de la matanza de 17 personas en un colegio de Parkland, Florida.

En la plaza frente a la Casa Blanca centenas de estudiantes organizaron una ruidosa protesta a los gritos de ¡Nunca más! y ¡Basta!, al tiempo que exhibían pancartas donde se leía Protejan a la gente, no a las armas.

Los grupos estudiantiles caminaron luego desde la Casa Blanca hasta el Capitolio, la sede del Congreso.

Brenna Levitan, de 17 años y alumna de una escuela en el barrio de Silver Springs, en la periferia de Washington, dijo que la idea era mostrar al Congreso y a los políticos que no vamos a quedarnos de brazos cruzados, no seguiremos callados.

Frente al Congreso se sumaron a la marcha varios legisladores, incluyendo el senador Bernie Sanders, exaspirante presidencial del partido Demócrata, saludado por los jóvenes como una astro de rock.

– Manifestaciones en todo el país –

Ustedes, los jóvenes, están liderando este país. La gente se ha hartado y está asqueada con la violencia con armas de fuego, dijo Sanders utilizando un megáfono que le ofreció un estudiante.

En uno de los parques frente al Capitolio era posible ver los siete mil pares de zapatos ordenados en el césped, en referencia a los siete mil niños muertos por armas de fuego en los últimos cinco años.

En un colegio de secundaria en Cherry Hill, en Nueva Jersey, casi la totalidad de los estudiantes abandonó las clases y se reunió en el campo de deportes para protestar contra los reiterados episodios de violencia con armas en las escuelas.

En Nueva York, estudiantes de unos 50 colegios marcharon vistiendo chaquetas de color naranja, que distingue a los activistas por un mayor control de armas.

En tanto, en otro colegio de la ciudad de Los Ángeles los estudiantes se acostaron en su propio campo deportivo de forma de forma escribir Basta, el lema central de las protestas.

En el patio de un colegio de Portland, Oregon, los estudiantes se colocaron de forma de formar el tradicional símbolo de la paz.

– Homenaje a las víctimas –

A las 10H00 hora local (14H00 GMT) los estudiantes realizaron un minuto de silencio en numerosas ciudades del país en homenaje a los 14 alumnos y tres adultos asesinados en la masacre de la secundaria Stoneman Douglas, en Parkland.

En memoria de esas víctimas se organizó la Caminata Escolar Nacional, prevista para durar 17 minutos, un minuto por cada persona asesinada en Parkland.

La jornada de protesta se realizó al cumplirse un mes en que el joven Nikolas Cruz, de 19 años, ingresó a su excolegio con un rifle semiautomático y abrió fuego indiscriminadamente contra quienes encontró a su paso.

Cruz fue presentado este miércoles ante una corte de Fort Lauderdale para su acusación formal pero se negó a responder a las preguntas formuladas, de forma que la jueza ingresó una declaración de no culpabilidad.

En tanto, la Cámara de Representantes adoptó un tímido paquete de 75 millones de dólares al año destinado a escuelas que deseen invertir en la renovación de sus sistemas de seguridad y el entrenamiento de su personal.

– Promesas frustradas –

La jornada de protesta fue también una manifestación de los estudiantes de todo el país contra la aparente incapacidad de las autoridades de imponer cualquier tipo de control sobre el acceso a armas, inclusive de alto calibre.

Los tiroteos e incidentes que involucran el uso de armas de fuego provoca la muerte de unas 30.000 personas al año en Estados Unidos.

Los organizadores de la protesta a nivel nacional afirmaron a la prensa que alumnos de unas 3.000 escuelas en todo el país se han sumado a las manifestaciones de una u otra forma.

Poco después de la masacre de Parkland, el presidente Donald Trump prometió medidas muy duras para el acceso a armas, pero el plan de acción lanzado por la Casa Blanca fue una enorme decepción para los estudiantes.

Ese plan se apoya en la controvertida idea de entrenar personal escolar para llevar armas en los centros educacionales para proteger a los alumnos.

Este miércoles se conoció que un profesor disparó por accidente un arma de fuego durante un curso sobre seguridad en una escuela de California, dejando al menos a un estudiante herido superficialmente.

La propuesta inicial de Trump de elevar la edad mínima de 18 a 21 años para la compra de armas pareció esfumarse después de dos reuniones del presidente con la influyente Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés).

Por AFP

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeFoto: AP

GALERÍA: Un palacio para Evo