En Domingo de Ramos, Papa llama a jóvenes a no avergonzarse de su entusiasmo por Jesús

El Papa Francisco vestía de rojo recordando la sangre de Cristo derramada en la cruz, y este Domingo de Ramos dirigió su homilía principalmente a los jóvenes

El mundo entero se dio cita hoy a las diez de la mañana, donde por fin abrió el cielo de Roma y la lluvia no estuvo presente como han sido los últimos días. FOTO: Pablo Esparza
El mundo entero se dio cita hoy a las diez de la mañana, donde por fin abrió el cielo de Roma y la lluvia no estuvo presente como han sido los últimos días. FOTO: Pablo Esparza

Desde las siete de la mañana, el metro Ottaviano (San Pietro) ya se encontraba con una afluencia de peregrinos que deseaban ser los primeros en colocarse junto a las vallas donde caminaría en procesión el Papa Francisco del obelisco egipcio que se encuentra en el centro de la plaza de San Pedro.

 

El mundo entero se dio cita hoy a las diez de la mañana, donde por fin abrió el cielo de Roma y la lluvia no estuvo presente como han sido los últimos días. De todo el mundo se dieron cita, México, de España, Croacia, Filipinas, de todo Italia, alemanes, brasileños, vinieron a celebrar la misa del domingo de Ramos, con la que se inicia la Pascua.

 

El último en salir por la puerta de Bronce fue el Papa Francisco que vestía de rojo recordando la sangre de Cristo derramada en la cruz, y que en su homilía se dirigió principalmente a los jóvenes, El silencio de Jesús en su Pasión es impresionante. Vence también a la tentación de responder, de ser mediático. En los momentos de oscuridad y de gran tribulación hay que callar, tener el valor de callar, siempre que sea un callar manso y no rencoroso

 

Jesucristo entró humilde a Jerusalén, silencioso, Él sabía lo que ya iba pasar, por eso, Francisco dice, Él sabe que para lograr el verdadero triunfo debe dejar espacio a Dios; y para dejar espacio a Dios solo hay un modo: el despojarse, el vaciarse de sí mismo. Callar, rezar, humillarse. Con la cruz no se puede negociar, o se abraza o se rechaza. Y con su humillación, Jesús quiso abrirnos el camino de la fe y precedernos en él.

 

Hoy, en la jornada mundial de la juventud, el Papa llamó a los jóvenes, Queridos jóvenes, no se avergüencen de mostrar su entusiasmo por Jesús, de gritar que él vive, que es su vida. Pero al mismo tiempo, no tengan miedo de seguirlo por el camino de la cruz. Y cuando sintáis que os pide que renunciéis a vosotros mismos, que os despojéis de vuestras seguridades, que os confiéis por completo al Padre que está en los cielos, entonces alegraos y regocijaos. Están en el camino del Reino de Dios.

 

Por Pablo Esparza

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeCONTENCIÓN. Elementos
policiacos rociaron gas
a los manifestantes.
Unas 20 corporaciones
participaron. Foto: AFP

Extremistas se enfrentan