El poderoso nuevo ‘juguete’ militar ruso

El submarino nuclear 885 Kazan es el nuevo “juguete” militar que utilizará la Armada rusa en 2018, y que podría abrir un nuevo frente militar con EU

El submarino nuclear 885 Kazan es el nuevo “juguete” militar que utilizará la Armada rusa en 2018, y que podría abrir un nuevo frente militar con Estados Unidos.
Netlog

El submarino nuclear 885 Kazan es el nuevo juguete militar que utilizará la Armada rusa en 2018, y que podría abrir un nuevo frente militar con Estados Unidos.

El editor en materia de Defensa, de la publicación estadounidense The National Interest, Dave Majumdar, resaltó que el 885 Kazan será una verdadera amenaza para la Armada de Estados Unidos, debido a que es el más formidable submarino que tengan los militares rusos.

Con las características del nuevo sumergible, de cuarta generación, se prevé una mejora sustancial con respecto a su hermano mayor, el K-560 Severovinsk del proyecto 885, que incluye un mejoramiento al diseño de la forma del casco y de los sistemas de automatización.

El profesor de la Academia de Ciencias Militares de Rusia, Vadin Koziulin, dijo que el proyecto Kazan no es un juguete más barato que los estadounidenses. Un crucero estratégico de este tipo cuesta a nuestro presupuesto tres mil 500 millones de dólares.

Koziulin destacó que ninguno de los sistemas, unidades y mecanismos del nuevo submarino Kazan se han utilizado antes en ningún otro lugar, lo que podría llevar a que, debido a la necesidad de optimizar el presupuesto, y a las sanciones económicas que sufre Moscú, las fuerzas armadas compren menos unidades de este tipo.

Entre los rasgos característicos de los submarinos nucleares de la clase Yasen, se destacan el alto nivel de ocultamiento, logrado gracias a la reducción de ruido; un novedoso sistema hidroacústico, capaz de detectar los buques de guerra del ene- migo a una distancia de cientos de kilómetros, y un potente armamento de misiles y torpedos.

La reducción de ruido en operación, la velocidad silenciosa y la gran potencia de estos buques preocupa a los mandos estadounidenses en- cargados de la lucha antisubmarina, faceta en que la marina norteaméricana perdió práctica y sistemas desde el final de la Guerra Fría.

Es posible, si no probable, que este nuevo juguete de guerra llegue a verse en medio de un eventual roce militar entre el gobierno ruso de Vladimir Putin y el del presidente estadounidense, Donald Trump.

POR ISRAEL LÓPEZ GUTIÉRREZ

ISRAEL.LOPEZ@HERALDODEMEXICO.COM.MX

¿Te gustó este contenido?