El Evangelio es la levadura más poderosa: Papa Francisco

Durante la Audiencia General, el Santo Padre dedicó su catequesis al reciente viaje apostólico que realizó al sur de África

Papa Francisco
El Papa Francisco pidió a los peregrinos de España y Latinoamérica sus oraciones para que puedan rendir frutos su visitas. Foto: Pablo Esparza

El Papa Francisco durante la Audiencia General, dedicó su catequesis al reciente viaje apostólico que concluyó ayer donde estuvo en Mozambique, Madagascar y Mauricio, indicando que fue como peregrino de paz y esperanza a estos países, la esperanza del mundo es Cristo, y su Evangelio es la levadura más poderosa de fraternidad, libertad, justicia y paz para todos los pueblos.

Pidió a los peregrinos de España y Latinoamérica sus oraciones para que puedan rendir frutos su visita: A todos los invito a rezar por los frutos de este Viaje Apostólico, para que el Señor siga sosteniendo a los habitantes de Mozambique, Madagascar y Mauricio, y a la Iglesia conceda la valentía de seguir llevando el consuelo y la alegría del Evangelio.

Foto: Pablo Esparza

A Mozambique, el Santo Padre expresó que la Iglesia seguirá acompañándolos por trabajar por el bien común. En Mozambique fui a esparcir semillas de esperanza, paz y reconciliación en una tierra que tanto ha sufrido en el pasado reciente a causa de un largo conflicto armado, y que la primavera pasada fue azotada por dos ciclones que causaron daños muy graves.

Sobre Madagascar, A pesar de ser un país rico en belleza y recursos naturales, pero marcado por tanta pobreza, comentó su deseo porque el pueblo malgache pueda superar la adversidad y construir un futuro de desarrollo conjugando el respeto por el medio ambiente y la justicia social.

Foto: Pablo Esparza

Concluye acerca de Mauricio, que a aunque es un lugar turístico por excelencia, lo eligió como lugar de integración entre diferentes etnias y culturas.

Mi agradecimiento por el esfuerzo de armonizar las diferencias en un proyecto común, y las alenté a que mantuvieran en nuestro tiempo su capacidad de acoger a las personas así como sus esfuerzos por mantener y desarrollar la vida democrática.

Foto: Pablo Esparza

Al final de la Audiencia, el Papa Francisco, saludó a una comunidad proveniente de Senegal, con los que rezó y bendijo, estrechando de manera afectuosa las manos de todos los peregrinos que cantaban emocionados de estar con él.

Por Pablo Esparza

Te podría interesar: Papa inaugura escuela en África con el nombre de José Sulaimán

Fal

¿Te gustó este contenido?