El daño ya se siente

La basura se acumula y miles de personas temen no recibir sus sueldos

Un memorial en Nueva York permanece cerrado; al igual que algunas áreas de aeropuertos.
Un memorial en Nueva York permanece cerrado; al igual que algunas áreas de aeropuertos. Foto: AP

WASHINGTON. La sala de llegadas internacionales del aeropuerto de Dulles parece tan concurrida como siempre, pero hay menos agentes de migración y la revisión de aduanas es tan casual como para ser negligible.

Más de 40 millones de personas podrían verse afectadas este fin de semana si el presidente Donald Trump y los líderes de la mayoría demócrata en la Cámara de baja no llegan a un acuerdo presupuestal para reanudar labores.

La relativa prisa con que los agentes migratorios y de aduanas –que en algunos casos trabajan temporalmente sin pago– procesan a los visitantes es uno de los efectos, quizá de los menores, del cierre parcial de gobierno que lleva ya 18 días en torno al presupuesto exigido por Trump para construir un muro en la frontera con México.

El aeropuerto de Dulles, al que llegan la mayoría de los vuelos internacionales a Washington, no es el único puerto de entrada donde se resiente el impacto del cierre.

Trump habla de una crisis de seguridad nacional que los datos de su propio gobierno desvirtúan. Mientras, la basura comienza a amontonarse en las afueras de parques y monumentos federales, unos 800 mil empleados no esenciales son afectados por la suspensión de labores, que de prolongarse dejará sin pago a miles de personas y pondrá en peligro cheques para millones de pensionados.

Y a la presión de no ser pagados, se agrega la duda de si habrá pagos de salarios atrasados para aquellos que están de permiso obligado o que trabajan en Departamentos de Seguridad Nacional, Justicia, Vivienda, Agricultura, Comercio, del Interior y Tesorería por ser esenciales.

The Washington Post recogió el caso de una veterana diplomática que esta semana completa dos asignaciones: una, para el Departamento de Estado, será un informe sobre un país donde ocurren cambios de importancia; la otra, una revisión sobre un nuevo delineador de ojos. Sólo recibirá ingresos de un texto: referente al delineador.

La situación se refleja en el cierre de museos y parques, retrasos en trámites diversos, tal vez de reembolsos del servicio de impuestos, a las ayudas para alimentación y rentas para personas de bajos ingresos.

Los tribunales federales de inmigración tienen que escoger entre los casos mas urgentes, lo que podría causar demoras de muchos años.

 

Por José Carreño 

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbePARTIDA. Jonathan Peled prontó dejará la embajada. Foto: NAYELI CRUZ

Israel respeta comicios