El Brexit alcanza a México

Reino Unido es destino de componentes del sector automotriz y aeroespacial

May trata desesperadamente de recabar
apoyo para su impopular acuerdo de divorcio.FOTO:  REUTERS
May trata desesperadamente de recabar apoyo para su impopular acuerdo de divorcio.FOTO: REUTERS

El Brexit acapara los reflectores en Europa y se mantiene como uno de los catalizadores que marcan el optimismo o aversión al riesgo en los mercados globales. Aún la moneda está en el aire, y México no está exento de los efectos de un divorcio duro.

Una salida brusca de la Unión Europea dejaría a Reino Unido fuera de los acuerdos comerciales del bloque, incluido el Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM) vigente desde el 2000 y que está en un proceso de modernización que podría firmarse este mayo.

Si hay Brexit sin acuerdo, Reino Unido comerciaría con el resto del mundo bajo las reglas de nación más favorecida de la OMC, incluidos socios comerciales importantes como Japón, Corea del Sur, Canadá, Turquía y, por supuesto, México. Quedaría completamente fuera de los tratados de la Unión Europea y tendría que renegociar acuerdos con cada uno de estos países, explicó el subdirector de Análisis Económico de Intercam, Santiago Fernández.

Reino Unido es el cuarto destino de las exportaciones mexicanas dentro del bloque, y a nivel global ocupa la décimo primera posición. Según la Secretaría de Economía (SE), el mercado británico recibió 8.45 por ciento de las exportaciones mexicanas dirigidas a la UE, con un valor de mil 673 millones de dólares, entre enero y noviembre de 2018.

El mercado británico es el sexto destino más importante para las exportaciones mexicanas de vehículos ligeros, ejes y componentes de transmisión, en el sector automotriz; en el aeroespacial, las exportaciones de aeronaves, vehículos espaciales y sus partes hechos en México representaban 37 millones de dólares en 2016, de acuerdo con la Secretaría de Economía.

En los primeros ocho meses de 2017, las importaciones mexicanas provenientes del conglomerado sumaron 49 mil 114 millones de dólares, los británicos contribuyeron con 4.5 por ciento de ese total.

Si bien, la economía británica se ubica entre los principales socios de México, el término de una zona libre de aranceles no enciende los focos rojos, como lo fue la renegociación del TLCAN, si se toma en cuenta que las exportaciones mexicanas hacia EU son 165 veces mayores a las dirigidas al Reino Unido.

Al respecto, el analista de Rankia México y LatAm, Humberto Calzada Díaz, comentó que México tendría un impacto negativo, pero no considerable al darse un Brexit agitado, ya que la relación comercial con Reino Unido apenas representa aproximadamente un 1 por ciento de la balanza comercial.

GRÁFICO: DANIEL RAZO

 

 

INCERTIDUMBRE

Casi tres años han pasado desde que 51.8 por ciento de los británicos se pronunció a favor de abandonar la UE. La noticia que fue recibida con una caída de 2.76 por ciento de la Bolsa Mexicana de Valores, y el peso tocó (hasta ese momento) su peor nivel frente al dólar en su historia, de 19.19 pesos por dólar.

Bajo el escenario actual, analistas consideran que el divorcio ha sido descontado en las decisiones de los grandes inversionistas; sin embargo, refieren que es complicado saber la magnitud en que un Brexit duro impactará a los mercados, incluido el mexicano.

Un Brexit sin acuerdo sumaría dinámicas de desaceleración, podría meter al Reino Unido en una recesión económica, afectaría a la economía europea, ya en desaceleración, expuso Fernández.

En este contexto, el especialista de Rankia advirtió que, si se entra a una recesión o colapso financiero en la zona euro, los mercados financieros en México se verían afectados por un efecto dominó. En este caso, el tipo de cambio sería una de las variables que pudiera verse presionada, como pasó en 2016 cuando se dio el referéndum.

 

Por Nancy Balderas

oos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeIlustración: Miguel Ulloa

La luna, reconquista que seduce