“Disparan” a la inmigración

La Asociación Nacional del Rifle comparó el debate por el control de armas con la migración ilegal

AP
AP

WASHINGTON. El líder de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), Wayne LePierre, rechazó ayer todo intento de aprobar leyes más duras de acceso a las armas de fuego tras la masacre de Florida, en la que murieron 17 personas, y comparó el debate del control de armas con la migración indocumentada.

Las leyes no detienen a los criminales ilegales de cruzar nuestras fronteras todos los días. Las leyes no detienen al flagelo de la violencia de las pandillas y del crimen por drogas que azota a Baltimore, Chicago y a cualquier otra ciudad de Estados Unidos, señaló.

LaPierre fue orador central en el discurso anual de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAP), una reunión que aglutina desde la década de los 70 a políticos de derecha de todo el país y que el año pasado tuvo como invitado al supremacista blanco Richard Spencer.

A pesar de las movilizaciones estudiantiles realizadas desde el ataque en Parkland, Florida, para demandar mayor seguridad en las escuelas de EU, LaPierre sostuvo que los oportunistas no han perdido ni un segundo en explotar la tragedia para ganancias políticas.

Para ellos no es un asunto de seguridad, es un asunto político. Su meta es eliminar la segunda enmienda y nuestras libertades de armas para que puedan erradicar las libertades individuales, remató.

Además, acusó al Partido Demócrata de estar controlado por socialistas estilo europeo.

LaPierre evitó, sin embargo, mencionar que el presidente Donald Trump, sólo unos minutos antes, había expresado por primera vez su apoyo a elevar la edad mínima para comprar armas de 18 a 21 años, y a mejorar el sistema de verificación de antecedentes criminales y de salud mental.

Ayer, el presidente Trump dijo que no planea ir en contra de la poderosa (NRA) en el debate sobre las armas en el país.

Insistió en su propuesta de armar a los profesores tras la matanza de la semana pasada en Florida, señalando que estaría limitada a maestros con entrenamiento especial o militar y que resolvería el problema.

Medios revelaron que un agente de Florida, que ya renunció, no hizo nada por detener al asesino, a pesar de que estaba armado.

POR AGENCIAS

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeFoto: EFE

Jimmy Morales se 
queda sin partido