Directo contra hispanos

Joven de 21 años, supremacista blanco, disparó dentro de un supermercado, en El Paso. Asesinó al menos a 20 personas, entre ellas tres mexicanos. Hay otros seis paisanos heridos

Foto: REUTERS
Foto: REUTERS

Un supremacista blanco de apenas 21 años de edad, admirador de Brenton Tarrant, quien en junio pasado asesinó a 51 personas en una mezaquita de Nueva Zelanda, ayer escribió la página más sangrienta de la historia moderna de El Paso, Texas.

Se llama Patrick Crusius y viajó desde Dallas para meterse armado con un rifle a un Walmart del centro comercial Cielo Vista. Y a sangre fría mató al menos a 20 personas e hirió a 24, de acuerdo con el gobernador de Texas, Greg Abbot.

Había, al momento del ataque unas tres mil personas realizando compras para el regreso a clases en ese lugar.

Tres mexicanos están entre las víctimas mortales, según informó el presidente Andrés Manuel López Obrador. Además, otros seis connacionales resultaron heridos y están internados en hospitales de El Paso.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard informó que Mario de Alba Montes de 45 años proveniente de Chihuahua, recibió un balazo en la espalda; Olivia Mariscal Rodriguez, de 44 años también de ese estado, fue herida en el pecho y la mano, mientras que Erika de Alba Mariscal, de 10 años, resultó lesionada en la pierna.

Los otros tres mexicanos heridos continuaban recibiendo atención médica en el hospital East Side: dos hombres y una mujer de Torreón Coahuila y de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Las autoridades investigan el hecho como un crimen de odio, ya que el presunto autor, Crusius posteó en redes sociales un manifiesto racista y xenófobo, en el explicaba que su acción era una respuesta a la invasión hispana en Texas.

A las 11:00 hora local, la Policía recibió un aviso para intervenir en el área del centro comercial Cielo Vista por la presencia de un tirador activo.

Crusius fue detenido después del tiroteo, sin oponer resistencia, informó el sargento del Departamento de Policía de El Paso, Robert Gómez.

Una mujer que se dirigía a hacer compras declaró a Fox News que había escuchado como fuegos artificiales mientras buscaba un lugar para estacionar. Me dirigí a la salida, contó.

Vi a un hombre con una camiseta negra y pantalones de camuflaje que llevaba lo que parecía un rifle, apuntaba a la gente y disparaba directamente a ellos, vi a tres o cuatro cayendo al suelo, relató.

Por Sayuri López Zamora
lctl

¿Te gustó este contenido?