Difícil parar el enojo en Hong Kong

Aunque frenaron Ley de Extradición, unos dos millones de ciudadanos se manifestaron

 La multitud ocupó por completo una importante vía y calles aledañas paralelas al puerto de Victoria. Foto: AP
La multitud ocupó por completo una importante vía y calles aledañas paralelas al puerto de Victoria. Foto: AP

Una multitud de unos dos millones de personas, según los organizadores, exigió ayer en Hong Kong que se retire el proyecto de ley para autorizar extradiciones a China, forzando a la jefa de gobierno pro-Beijing a pedir disculpas por haber provocado conflictos y disputas.

La marcha, que reunió en sus inicios a miles de personas, fue congregando cada vez a más gente, y a las 20:50 horas locales los manifestantes ocuparon el parque Tamar, junto a la sede del Parlamento y las principales avenidas y calles adyacentes a su alrededor en un radio de dos kilómetros.

Muchos de los participantes expresaron su intención de permanecer toda la noche en las calles, al tiempo que pedían la retirada total del proyecto de ley y la dimisión de su impulsora, la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam, que ayer anunció la suspensión de la iniciativa legislativa ante las protestas.

¡Desechen esa maldita ley!, gritaron los manifestantes durante la protesta.

La jefa del poder ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, anunció el sábado la suspensión del controvertido proyecto de ley.

De acuerdo con la policía, de los siete millones de habitantes que hay en la ciudad, unos 338 mil personas protestaron en el momento de mayor afluencia.

La manifestación comenzó a las 14:30 horas locales y siete horas después de su inicio todavía había columnas de miles de personas que marchaban hacia el lugar de su conclusión.

Al principio la gente que iba llegando al parque se fue congregando en él, pero poco después de ponerse el sol sobre la ciudad los manifestantes empezaron a tomar las grandes avenidas colindantes y bloquearon por completo el tráfico rodado en la zona.

Hasta las 12 de la noche esto es legal, luego veremos que pasa, pero nuestra intención es quedarnos aquí hasta que haya respuesta, dijo una estudiante de medicina.

La manifestación de ayer superó las cifras de asistencia de las de los pasados miércoles y domingo, que ya habían superado récords históricos de participación.

Con información de agencias

Por Redacción de El Heraldo de México

¿Te gustó este contenido?