Demuestra video lazo con Epstein

Trump aseguró que apenas conocía al financiero, acusado de agredir sexualmente a menores de edad

DESASTRE. Activistas del grupo Hot Mess
han condenado los abusos del financiero. Foto: AFP
DESASTRE. Activistas del grupo Hot Mess han condenado los abusos del financiero. Foto: AFP

WASHINGTON. Aunque Donald Trump asegura que apenas conocía al financiero Jeffrey Epstein, acusado de agredir sexualmente a menores de edad, un video muestra la cercanía entre ambos.

La NBC News anunció que había encontrado en sus archivos un video de 1992 de Trump en un club de Palm Beach, Florida, en el que da la bienvenida a una fiesta al magnate Epstein; los dos parecen estar hablando sobre las mujeres que bailan delante de ellos.

En un momento de la grabación, en el que bailan animadoras del equipo de fútbol Buffalo Bills, Trump señala a una de ellas y le dice a Epstein lo sexy que es: She is hot

El material fue filmado para el programa A Closer Look de NBC en esa época, para un episodio sobre el estilo de vida del hoy Presidente de Estados Unidos, quien se acababa de divorciar de su primera esposa, Ivana Trump, y un año antes de casarse por segunda vez con Marla Maples.

El gusto de Trump por las fiestas con mujeres atractivas en esa época es conocido, y ninguna de las chicas que aparecen en el video parece ser menor de edad.

El mandatario ha negado tener una relación cercana a Epstein, quien en 2008 se declaró culpable en Florida de un cargo estatal por solicitar prostitución a una menor y fue arrestado el 8 de julio por explotación sexual de decenas de adolescentes.

En una entrevista en 2002, Trump dijo que Epstein era un hombre fantástico a quien le gustan las mujeres hermosas tanto como a mí.

UN DEPREDADOR

Según el acta de acusación, Epstein habría llevado a menores de edad, algunas de ellas de sólo 14 años, a sus residencias en Manhattan y Palm Beach, entre 2002 y 2005 al menos, para participar en actos sexuales con él, después de lo cual les daba cientos de dólares en efectivo.

Epstein ya había sido declarado culpable de crímenes similares hace 10 años en Florida, pero evitó ser acusado penalmente, gracias a un acuerdo con la Fiscalía que lideraba Alexander Acosta, secretario de Trabajo de Trump hasta el pasado viernes.

POR AFP Y AP

¿Te gustó este contenido?