Corea del sur, en focos rojos

Es el segundo país con más casos. se reportó un aumento brusco de contagios en el mundo

SE EXTIENDE. Los casos en Sudcorea se multiplicaron en sólo dos días, hay 346 enfermos y se han registrado dos decesos. Foto: AP

SEÚL. Escuelas cerradas, iglesias que piden a los feligreses que no acudan, reuniones masivas canceladas: aumentó bruscamente la incidencia del coronavirus COVID-19 en Corea del Sur, un nuevo frente en la epidemia que se propaga por el mundo.

Después de China, Corea del Sur es el segundo país con más casos, reporta 346 enfermos y dos decesos, los contagios se multiplicaron en sólo dos días.

El brusco aumento pone de manifiesto la facilidad con que se puede propagar la enfermedad. Aunque los primeros contagios provenían de China, los más recientes no tienen relación con viajes internacionales.

La mayoría de los casos están vinculados con un solo templo, el de la Iglesia de Jesús Shincheonji.

En Seúl, la capital, se prohibieron las aglomeraciones. Mucha gente optaba por evitar tiendas y restaurantes, comer en casa y pedir los artículos necesarios online.

PSICOSIS EN ITALIA

Las autoridades de unas localidades del norte de Italia ordenaron ayer el cierre de todos los lugares públicos, entre ellos escuelas, bares, oficinas y centros deportivos, para detener la propagación del nuevo coronavirus.

La decisión fue tomada por el ministro de Salud, Roberto Speranza, y las autoridades de la Región Lombardía en una reunión de crisis con las autoridades locales tras detectar 14 casos de contagio, entre ellos cinco médicos. Al cierre de esta edición se reportó un deceso.

Todos los eventos deportivos fueron suspendidos, mientras los habitantes han sido invitados a no salir de sus casas durante al menos los próximos cinco días. La medida de precaución afecta a cerca 50 mil habitantes.

Varios países prohibieron la entrada de viajeros provenientes de China y muchas aerolíneas suspendieron sus vuelos al país. Pero estas restricciones no han impedido la aparición de nuevos casos fuera de China continental.

Estados Unidos confirmó ayer que en su territorio tiene 34 casos y que está preparando a su personal para una propagación mayor del virus.

Irán anunció también 13 nuevos casos de contagio y la muerte de otras dos personas, para un balance total de cuatro decesos y 18 infectados. Israel y Líbano confirmaron un caso cada uno.


TECNOLOGÍA. Autoridades escanean la
información de las personas. Foto: Xinhua

ASUSTAN CASOS ATÍPICOS DEL COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está preocupada ante la aparición de casos del nuevo coronavirus fuera de China que no muestran un vínculo epidemiológico claro con el origen de la epidemia, declaró ayer su director, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Aunque el número total de casos en el exterior de China sigue siendo relativamente escaso, estamos preocupados por la cantidad de casos sin vínculo epidemiológico claro, como los antecedentes de viaje o los contactos con un caso confirmado explicó Tedros.

La ventana de oportunidad para erradicar la epidemia se está estrechando, advirtió el director de la OMS. 

En una reunión del Partido Comunista Chino, presidida por el jefe del Estado Xi Jinping, los participantes señalaron que el punto máximo (de la epidemia) aún no se había alcanzado.

En especial preocupa la situación en las cárceles donde se reportan al menos 500 contagios.

POR EFE, AP, AFP Y XINHUA

eadp

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.