Contaminación del aire causaría problemas de salud mental

La contaminación de las grandes urbes puede originar afecciones de salud mental como pueden ser la depresión y trastornos bipolares

drepesion_contaminacion_salud_mental
Investigadores sugieren que la contaminación podría estar relacionada con afecciones de salud mental foto:Pixabay

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, encontró una fuerte asociación causal de la contaminación del aire con enfermedades mentales, como trastornos bipolares o depresión.

Los investigadores analizaron datos de 151 millones de personas en Estados Unidos y 1.4 millones en Dinamarca, que incluyeron ingresos, origen étnico y afecciones de salud, y posteriormente relacionaron los datos atmosféricos con las reclamaciones de seguros médicos.

Los resultados, publicados en la revista especializada PLOS Biology, mostraron que diversos problemas de salud relacionados por la contaminación del aire, como padecimientos respiratorios, pero también revelaron una incidencia consistente sobre la salud del cerebro.

Te puede interesar: México, uno de los principales productores de insectos comestibles en el mundo

Los investigadores sugieren que la polución podría estar relacionada con afecciones de salud mental, principalmente depresión y trastornos bipolares, aunque aún no se ha demostrado un vínculo causa-efecto entre la contaminación y las tasas más altas de esquizofrenia y trastornos de personalidad.

El tráfico también afecta a la mente

Explican que un factor obvio de este lazo es el ruido del tráfico, debido a que éste aumenta el estrés y empeora la calidad del sueño, además de que las partículas contaminantes suspendidas de menos de 2.5 micras (PM2.5) pueden atravesar la barrera hematoencefálica y afectar potencialmente al cerebro.

También consideran que la contaminación desencadenaría una respuesta de estrés en el cerebro, o bien, el smog causaría cambios epigenéticos que alteran el equilibrio de las sustancias químicas cerebrales.

El equipo investigador indicó, sin embargo, que son necesarios más análisis para corroborar los vínculos causales y determinar la forma en que se produce.

Fuente: Notimex

dhfm

¿Te gustó este contenido?