Con aires de sultán #Anuario2018

En este 2018, el partido de Donald Trump perdió el control de la Cámara Baja, en rechazó por su política ofensiva contra países aliados de EU

 EN EL PRESENTE AÑO 18 FUNCIONARIOS DE SU GOBIERNO DEJARON DE TRABAJAR JUNTO AL MAGNATE. FOTO: AFP
EN EL PRESENTE AÑO 18 FUNCIONARIOS DE SU GOBIERNO DEJARON DE TRABAJAR JUNTO AL MAGNATE. FOTO: AFP

 

 

Hace décadas que el Presidente de los Estados Unidos es un personaje dominante en las noticias mundiales.

 

Pero nunca con la intensidad que el actual mandatario, que a base de escándalos políticos, pronunciamientos radicales y mensajes de tuit parece dominar el panorama doméstico y mundial. Durante 2018, Donald Trump abrió constantemente varios y nuevos dentro y fuera de su país. La ruta es variada, pero puede pasar de un pleito con demócratas e inclusive republicanos por su endurecida política migratoria de Tolerancia Cero, a una andanada contra China, a defender tesis opuestas al calentamiento global o acusar a la prensa estadounidense de mentir.

 

A principios del año que termina, utilizó a los dreamers o soñadores para exigir presupuesto para su muro fronterizo (una promesa de campaña) a cambio de mantener a estos jóvenes –la mayoría profesionista e hijos de migrantes 75% de ellos de origen mexicano– en suelo estadounidense.

 

Inclusive generó una fuerte ola de enojo al señalar que EU no quería migrantes de la Mara Salvatrucha porque no eran personas sino animales.

 

Además, la separación de menores migrantes de sus padres y su posterior hacinamiento y maltrato en carpas provisionales en varias ciudades fronterizas despertó el enojo de diversos sectores de la sociedad estadounidense.

 

La acumulación de problemas le costó en las elecciones intermedias, de noviembre pasado, una derrota en la Cámara baja, que a partir de 2019 será controlada por el Partido Demócrata.

 

El impacto de esa derrota puede medirse por la reacción de Trump, que proclamó victoria por haber logrado conservar el Senado, renovó llamados por políticas controversiales y se lanzó contra varios y diversos blancos.

 

El gran encuentro el 12 de junio. La reunión en Singapur entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-Un, fue histórica; nunca se habían entrevistado esos países. Foto: AP

 

 

Trump enfrenta otros problemas, el principal es, sin duda, como sus colaboradores han comenzado a dar información y detalles en la investigación del fiscal especial por la probable intromisión de Rusia en las elecciones de 2016, que ganó el magnate. Paul Manafort, George Papadopoulus, Michael Cohen y Michael Flynn han reconocido que mintieron sobre sus vínculos con Rusia.

 

La designación del juez Brett Michael Kavanaugh a un asiento vitalicio en la Suprema Corte de EU, tras ignorar algunos antecedentes que señalan al magistrado como un acosador sexual e inclusive alcohólico, tuvo como resultados dos consecuencias políticas: la primera es que esa entidad es ahora más conservadora y por consecuencia aliada incondicional de Trump, pero esa alianza le restó votos en las elecciones del pasado 6 de noviembre, comicios que también fueron considerados como un referendo a su mandato.

 

En materia internacional el mandatario no dudó en sacar a Estados Unidos del Acuerdo de París, para combatir el cambio climático. Fue a Bruselas en julio para asistir a la cumbre de la OTAN, de la que salió distanciado con sus aliados europeos, a los que amenazó con retirarles la ayuda militar si no se comprometían a invertir al menos 2% de su PIB en el presupuesto militar de la OTAN.

 

Maltrata a aliados, 11 de julio. Trump exigió a sus aliados de la OTAN duplicar el gasto militar, o de lo contrario amenazó con retirar a EU de ese organismo.

 

Eso provocó llamados a que Francia y Alemania aceleraran el paso para conformar un ejército europeo sin EU.

 

Trump ha tenido una actitud de ambigüedad hacia Rusia, un país con una visión dura del juego geopolítico y con la que se le atribuyen vínculos, que ahora lo hacen sospechoso ante la injerencia de ese nación en las elecciones legislativas.

 

Elige a Kavanaugh, 10 de julio. Pese a una ola de acusaciones, el Presidente nominó a Brett Kavanaugh para un asiento vitalicio en la Corte Suprema de EU. Foto: AP

 

POR ISRAEL LÓPEZ Y JOSÉ CARREÑO FIGUERAS

jrr

 

¿Te gustó este contenido?