Chile aprueba despenalizar el aborto

El tribunal chileno aprobó por mayoría una reforma impulsada por la presidenta Michelle Bachelet, que autoriza un aborto en tres casos

FOTO AP
FOTO AP

El Tribunal Constitucional avaló un proyecto de ley que eliminará la prohibición absoluta del aborto en Chile, el único país sudamericano que aún lo limitaba bajo cualquier circunstancia.

El tribunal aprobó por mayoría una reforma impulsada por la presidenta Michelle Bachelet y previamente ratificada en el Congreso, por la cual se autoriza un aborto en tres casos: cuando peligra la vida de la madre, cuando el feto es inviable y cuando una mujer queda embarazada tras una violación.

La despenalización del aborto en Chile se convertirá en ley una de las iniciativas estrella impulsada por la mandataria socialista.

Hoy han ganado las mujeres, ha ganado la democracia, ha ganado todo Chile, dijo Bachelet, despenalizar da una base de protección y dignidad, agregó y puntualizó que ha ganado la tolerancia y la humanización.

La iniciativa impulsada por el oficialismo y los sectores de izquierda obtuvo el apoyo de seis de los diez miembros del Tribunal.

Luego de escuchar a más de 130 organizaciones en maratónicas jornadas, los diez integrantes del tribunal resolvieron rechazar por seis votos contra cuatro los requerimientos de parlamentarios de la derecha opositora.

El fallo del organismo fue antecedido por una fuerte presión política de sectores del oficialismo y también de la oposición, mientras que en las afueras del tribunal el dictamen fue esperado con manifestaciones de grupos a favor y en contra de la iniciativa.

Chile es uno de los pocos países en el mundo donde el aborto aún es ilegal en todos los casos, en una muestra de su tradición conservadora. Pero Bachelet se había comprometido a impulsar la legalización del aborto, por lo que envió hace unos años un proyecto al Congreso para su discusión.

Nos alegra muchísimo este dictamen. Este fallo en definitiva lo que hace es sacar a Chile de una vez por todas de la lista del grupo de la vergüenza que todavía criminalizaba el aborto sin ninguna excepción, dijo Ana Piquer, directora ejecutiva de Amnistía Internacional.

El aborto fue legal en Chile para algunos casos desde la década de 1930 hasta que fue abolido por el dictador Augusto Pinochet hacia el final de su régimen, que se extendió entre 1973 y 1990.

¿Qué contempla la ley del aborto terapéutico?

A continuación, las cinco claves de este proyecto.

Riesgo de vida

Un médico podrá interrumpir un embarazo cuando la mujer se encuentre en riesgo vital y dicha acción disminuya los riesgos para su salud.

Inviabilidad del feto

El aborto será legal si el embrión o feto padece una patología congénita adquirida o genética, incompatible con la vida extrauterina independiente, es decir tiene un carácter letal.

En este caso y en el que corre riesgo la vida de la madre la ley devuelve a las mujeres un derecho que la mano dura del dictador Augusto Pinochet les quitó.

Violación, la causal más polémica

En último lugar, la norma permite interrumpir el embarazo si este fue resultado de una violación. En este caso la mujer tendrá hasta las 12 semanas de gestación para realizarse el procedimiento, mientras que en el caso de las menores de 14 años, ese plazo se extenderá hasta las 14 semanas.

En las menores de 14 años, además de su voluntad, la interrupción del embarazo deberá contar con la autorización de un representante legal. Si no lo consigue, la niña podrá pedir la intervención de un juez.

Tribunal indio prohíbe abortar a una niña de 10 años que fue violada

Programa de acompañamiento

El documento prevé que la mujer que inicia el proceso de interrupción de su embarazo tendrá derecho a un programa de acompañamiento en el proceso de discernimiento y durante el periodo siguiente a la decisión.

Objeción de conciencia, el dilema

De acuerdo a la ley, el médico cirujano requerido para interrumpir el embarazo en alguna de las tres causales podrá abstenerse de la acción si previamente informó al centro de salud su objeción de conciencia. Una acción que podrán replicar los demás integrantes del equipo médico.

Sin embargo, el Tribunal Constitucional acogió un requerimiento también interpuesto por parte de la derecha opositora que pretende que la objeción de conciencia se extienda a las instituciones y no sea solo de carácter personal.

 

Los detalles del fallo respecto a la acogida del recurso sobre objeción de conciencia se conocerán la próxima semana cuando se publique la resolución final del tribunal.

La ley, sancionada por el Congreso chileno a principios de agosto, queda ahora a la espera de su promulgación para entrar en vigor y sacar a Chile de la corta lista de países que prohíbe el aborto en todos los casos.

 

Con información de AP, AFP y Reuters 

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso