Chantajea Trump con migrantes

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió alivio migratorio de tres años si el Congreso avala fondos para su muro

PROPUESTA. Trump dijo que busca romper el estancamiento para poner fin al cierre de gobierno.
PROPUESTA. Trump dijo que busca romper el estancamiento para poner fin al cierre de gobierno.

WASHINGTON. Donald Trump ofreció un trueque; en un mensaje televisado, el mandatario prometió protección temporal a personas que ingresaron ilegalmente a EU siendo niños y otros grupos de inmigrantes que enfrentan la deportación, a cambio de financiamiento para construir su muro en la frontera con México.

El mandatario busca con ello poner fin a una parálisis del gobierno federal de casi un mes ante la falta de un acuerdo de presupuesto debido a la controversia por la pared fronteriza.

Pero la titular de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, rechazó la propuesta luego de que trascendiera anticipadamente en la prensa.

Trump pide 5,700 millones de dólares para financiar el muro, 800 millones para asistencia humanitaria urgente y 805 millones para seguridad portuaria y tecnología de detección de drogas.

En un guiño a las prioridades demócratas, ofreció tres años de protección para los 800,000 dreamers, como se denomina a aquellos que ingresaron ilegalmente de niños a EU, así como para otros 300,000 inmigrantes cuyo estatuto de protección temporaria (TPS) está expirando.

Pelosi señaló en un comunicado que la propuesta de Trump era una compilación de varias iniciativas previamente rechazadas, cada una de las cuales es inaceptable y en total no representan un esfuerzo de buena fe para dar certidumbre a la vida de las personas.

Es improbable que ninguna de estas propuestas por sí solas sean aprobadas por la Cámara (baja), y en conjunto no da ni para empezar a hablar, agregó.

En tanto, el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, dijo: Fue el presidente quien retiró las protecciones de DACA y TPS por primera vez. Ofrecer algunas protecciones a cambio del muro no es un consenso sino más bien una toma de rehenes.

Las reacciones de activistas proinmigrantes no se hicieron esperar, como la de la organización Make the Road, que instó al Congreso a rechazar la oferta de Trump.

Alrededor de una cuarta parte de los programas del gobierno se han cerrado parcialmente por la falta de fondos, mientras Trump ha mantenido firme su demanda por los recursos para el muro que, según ha dicho, mantendría alejados a los inmigrantes ilegales y las drogas.

El cierre parcial ha significado que 800 mil trabajadores federales estén sin permiso o trabajando sin paga desde el 22 de diciembre. Todos esperan recibir sus salarios al final del cierre pero, mientras tanto, algunos tienen problemas para pagar sus gastos diarios.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeSERVICIO. Trump asistió a misa en Palm Beach, por el Domingo de Resurrección. Foto: AP

Demócratas buscan un proceso de destitución