Chalecos amarillos opacan la Ciudad Luz

Los chalecos amarillos avivaron su movimiento con incendios, saqueos y choques; reportan 237 detenidos

El centro de París fue el
campo de batalla para los
manifestantes más violentos y la policía. FOTO: AFP
El centro de París fue el campo de batalla para los manifestantes más violentos y la policía. FOTO: AFP

Después de semanas de declive, el movimiento de los chalecos amarillos cobró un nuevo impulso ayer, con violencia, mediante una gran manifestación en París salpicada de enfrentamientos con la policía, saqueo de tiendas e incendio de barricadas en la famosa avenida de los Campos Elíseos, que se saldaron con 237 detenidos y 60 heridos.

En total 32,300 personas manifestaron en Francia, según cifras del ministerio de Interior. Según los chalecos amarillos fueron 230,766 los manifestantes.

Las protestas se produjeron mientras el presidente Emmanuel Macron pasaba el fin de semana esquiando en los Pirineos, en el suroeste francés, con su esposa Brigitte.

Pero a causa de los incidentes, Macron suspendió su fin de semana para regresar a París, donde asistió por la noche a una reunión de crisis en el ministerio de Interior en la que pidió decisiones fuertes, complementarias para que estos incidentes violentos no se reproduzcan.

Hay gente que intenta por todos los medios (…) dañar la República para romper, destruir con el riesgo de matar, dijo subrayando que todos los que estaban allí son cómplices de los destrozos en la avenida de los Campos Elíseos.

Los primeros brotes de violencia se registraron poco antes del mediodía en la famosa arteria parisina, donde se habían congregado unos 10 mil manifestantes.

Mientras algunos grupos coreaban lemas anticapitalistas o antipoliciales, otros erigieron barricadas y saquearon tiendas de grandes marcas como Hugo Boss y Lacoste al grito de ¡revolución!.

El conocido restaurante Fouquet’s, frecuentado por políticos y famosos, fue objeto de una gran destrucción, con cristales rotos, mesas derribadas, pintadas en la fachada y el toldo de la entrada incendiado.

También se declaró un incendio en un banco, situado en la planta baja de un edificio de apartamentos, que se vio envuelto por las llamas. Los bomberos evacuaron a los residentes, salvando a una mujer y su bebé, y extinguieron el fuego.

El ministro del Interior, Christophe Castaner, denunció en Twitter que los autores de estos actos no son ni manifestantes, ni alborotadores, son asesinos.

Hacía semanas que no se veían en París escenas de saqueos y enfrentamientos de este tipo, que recuerdan a las que se registraron en los mismos Campos Elíseos a finales de noviembre y principios de diciembre, y cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo.

Presentada como un ultimátum al presidente Emmanuel Macron, esta décimo octava jornada de movilización contra la política fiscal y social del gobierno francés, se produce tras una serie de debates en Francia con los que el gobierno esperaba canalizar la ira de los manifestantes y hacer emerger propuestas concretas.

 

Por Redacción El Heraldo de México

oos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeLa policía no permite las movilizaciones contra el presidente Daniel Ortega.FOTO: ESPECIAL

Ortega hace “copy paste”