La Casa Blanca se ‘kremliniza’ en la portada de Time

La más reciente carátula de la revista internacional ilustra la influencia del gobierno de Rusia en el de Estados Unidos con una elocuente animación

La Casa Blanca se ‘kremliniza’ en la portada de Time

El escándalo sobre la presunta injerencia directa de Rusia en las decisiones del gobierno de Donald Trump ha llegado a la portada de la revista TIME, con un elocuente gráfico que deja pocas dudas al respecto.

Los ataques cibernéticos que afectaran a por lo menos 150 países la semana pasada, y que presumiblemente habrían sido perpetrados por hackers rusos, así como el despido del exdirector del FBI, James Comey, son los nuevos capítulos en la historia sobre la sospechosa relación entre los gobiernos de Estados Unidos y Rusia, desde que inició la administración Trump. La cada vez más estridente sospecha sobre esta injerencia, fue ilustrada por TIME en una animación que muestra a la Casa Blanca mutando en la catedral de San Basilio, el edificio más representativo del Kremlin.

El exdirector del FBI investigaba la intervención de Rusia en la elección que llevó a Trump a la presidencia de EU, así como su participación en la campaña del magnate. Tres días más tarde, el presidente (Trump) admitió que el empeño de Comey en la investigación sobre Rusia fue un factor importante en su dimisión, señala el texto de TIME que acompaña la polémica portada.

Las sospechas sobre la relación Trump- Rusia empezaron desde la campaña presidencial de 2016, con la filtración de una serie de correos electrónicos de la cuenta de Hillary Clinton, candidata demócrata que perdió la elección contra Trump. Los expertos han atribuido a esta filtración la derrota de Clinton.

Este 16 de mayo, el presidente Trump confirmó haber compartido información de inteligencia con el canciller de Rusia, Sergei Lavrov, y la defendió como necesaria para intensificar el combate internacional contra el grupo terrorista Estado Islámico.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeAP

Desnudan redes de Los Zetas