Canadá sin capacidad para atender a Dreamers expulsados de EU

Canadá podría enfrentarse en los próximos meses a la llegada de cientos de dreamers mexicanos y centroamericanos desde Estados Unidos.

Dreamers protestando en Estados Unidos. @AFP.
Dreamers protestando en Estados Unidos. @AFP.

 

 


Canadá podría enfrentarse en los próximos meses a la llegada de cientos de dreamers mexicanos y centroamericanos desde Estados Unidos, tras la cancelación por parte de la administración de Donald Trump del plan Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) creado por decreto presidencial en 2012.


Por Pierre-Marc René;
pierre.rene@heraldodemexico.com.mx


 


En entrevista con El Heraldo de México, Jean-Pierre Fortin, presidente del Sindicato de Aduanas e Inmigración de Canadá (CIU, por sus siglas en inglés), considera que Canadá es muy vulnerable ante la llegada de estas personas porque hacen falta más agentes aduaneros para atender las necesidades en la frontera con Estados Unidos.

Lo vimos en agosto pasado cuando surgió la crisis de los haitianos que llegaron. Canadá no estaba listo. Los cientos de solicitantes de asilo haitianos que llegaron de Estados Unidos estaban durmiendo en el piso en los estacionamientos, en el pasto, en los parques, dijo.

El plan DACA, instaurado por Barack Obama, permitió residir y trabajar a 800 mil jóvenes traídos ilegalmente a Estados Unidos siendo niños, pero con la abolición de este programa estas personas indocumentadas, conocidas como dreamers, están en riesgo de deportación.

El Departamento de Seguridad Nacional de EU dijo que no aceptará solicitudes a partir del 6 de septiembre.

Si bien Canadá expresó su apoyo a los dreamers que gustarían irse a ese país, Fortin cree que habrá muchos que llegarán por la frontera en noviembre, diciembre y enero, ya que los permisos para estas personas caducarán, por lo que anticipa un fuerte aumento de las solicitudes de asilo.

La prensa canadiense ha señalado la posibilidad de que lleguen 30 mil de ellos a Canadá, aunque no existe una cifra precisa.

Sólo de la comunidad de El Salvador, estimamos que hay 195 mil personas que tienen este permiso del DACA; de Honduras son alrededor de 57 mil; son 57 mil haitianos. Hablamos de cifras muy importantes y prevemos que muchos vendrán a Canadá para intentar estabilizar su estatus migratorio una vez que venza su permiso en Estados Unidos, advirtió.

El sindicato anticipa la llegada a la frontera entre Canadá y Estados Unidos de cientos de centroamericanos, aunque no se sabe si también habrá muchos mexicanos, ya que ellos pueden llegar directamente a los diferentes aeropuertos del país, debido a que el gobierno canadiense eliminó la visa a los turistas mexicanos en diciembre de 2016.

No hemos detectado que haya solicitantes de asilo provenientes de México, indicó.

Canadá podría encontrarse en estado de crisis en diciembre y enero. Los permisos expiran el 5 de enero para los nicaragüenses, el 11 de enero para los hondureños. Creemos que en diciembre y enero tendremos un mayor aumento de solicitantes de asilo en la frontera, si EU mantiene la línea dura contra estas personas y que decida no renovar sus permisos, agregó.

Jean-Pierre Fortin explicó que hay dos rutas para la entrada ilegal en Canadá, la primera es en Lacolle, en la provincia de Quebec, y la otra es en Emerson, en la provincia de Manitoba, en el centro del país.

Ahí no hay punto aduanero fronterizo, pero la Gendarmería Real de Canadá ya está ahí de manera permanente. Estamos preocupados porque tenemos

una frontera muy grande con EU, la más grande del mundo. Tenemos 117 puntos de entrada con aduanas, por lo que estamos muy vulnerables ante la posibilidad de que pasen solicitantes de asilo ilegalmente entre las oficinas aduaneras, comentó.

Por lo tanto, el sindicato solicitó al gobierno canadiense crear una patrulla fronteriza para aumentar la vigilancia entre las diferentes oficinas aduaneras a lo largo de la frontera del país.


Datos relacionados

Trump desmiente acuerdo con demócratas sobre DACA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso