Cacería en Francia por sospechoso de atentado en Estrasburgo

Se cree que Chérif Chekatt, que mató a dos personas, se radicalizó en prisión

Policías y vehículos de respuesta médica de emergencia se ven en la calle de  Grandes Arcades en Estrasburgo, al este de Francia, después de un brote de disparos. Foto: AFP.
Policías y vehículos de respuesta médica de emergencia se ven en la calle de Grandes Arcades en Estrasburgo, al este de Francia, después de un brote de disparos. Foto: AFP.

ESTRASBURGO. La búsqueda en Francia de Chérif Chekatt, que el martes mató a dos personas en Estrasburgo y dejó a otra con muerte cerebral en un atentado terrorista, movilizó ayer a más de 700 agentes de las fuerzas del orden, con un control reforzado en esa ciudad y en las fronteras.

 

El cerco tuvo a la capital alsaciana sometida a un amplio despliegue policial, un día después de que ese hombre, nacido en ella hace 29 años, sembrara el terror con un arma automática y un cuchillo.

 

La Policía Nacional implicó en su localización a los ciudadanos, con un llamamiento a posibles testigos que difundió en Twitter una foto del joven, destacó que mide 1.80 metros y tiene una corpulencia normal.

 

Chekatt atacó a varios peatones y, posteriormente, se enzarzó en un tiroteo con cuatro militares del dispositivo antiterrorista Sentinelle que patrullaban por la zona, que respondieron y le hirieron en un brazo, sin lograr detenerle.

 

El presunto autor del ataque que dejó tres muertos y 13 heridos el martes por la noche en el mercado navideño de Estrasburgo se llama Chérif Chekatt, tiene 29 años. Foto: AFP

 

 

El presunto terrorista consiguió escapar también de un grupo de agentes con el que se cruzó al bajar del taxi a cuyo conductor obligó a dirigirse a su barrio, Neudorf.

 

 

El perfil ofrecido por las autoridades judiciales retrata a un hombre que ha sido condenado 27 veces por delincuencia común y ha pasado dos veces por cárceles francesas, además de otras en Suiza y en Alemania.

 

Por EFE

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeATAQUE. Los jóvenes cubrieron sus rostros y
colocaron barricadas en la universidad. FOTO: EFE

ONU condena la represión