Jair Bolsonaro polariza a Brasil, las redes sociales son factor

A Haddad, relevo de Lula, no le alcanzó el tiempo para remontar la ventaja del ultraderechista

Jair Bolsonaro  polariza a Brasil, las redes sociales son factor. Heraldo de México
Jair Bolsonaro polariza a Brasil, las redes sociales son factor. Heraldo de México

Brasil llega profundamente dividido a la primera vuelta electoral de este 7 de octubre. Jair Bolsonaro, candidato de la ultraderecha, es quien encabeza los sondeos, pero también el que mayor rechazo genera por sus comentarios machistas, racistas y homófobos.

El pasado fin de semana, una antes de la jornada comicial, miles de mujeres salieron a las calles en varias ciudades del país para mostrar su repudio a Bolsonaro, bajo el grito de Él no, él nunca, brasileñas mostraron imágenes del candidato con el característico bigote de Adolfo Hitler.

El militar retirado tiene una larga lista de declaraciones polémicas, dijo a una diputada de izquierda que era muy mala y fea, y por tanto no merecería ser violada.

Ha declarado que los negros no sirven ni como reproductores, que sería incapaz de amar a un hijo homosexual, y que el gran error (de la última dictadura) fue torturar y no matar.

El excapitán del Ejército tiene 31% de intenciones de voto, le sigue el remplazo del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (preso por corrupción), Fernando Haddad, con 21 por ciento.

Aunque hay en total 13 aspirantes a la Presidencia, se perfila que Bolsonaro y Haddad sean quienes disputen la segunda vuelta al no obtener ninguno más de 50% de los sufragios.

El ultraderechista tiene un índice de rechazo de 46%, lo que podría inclinar la balanza a favor de Haddad el 28 de octubre próximo; el escenario es posible y Bolsonaro ya ha adelantado que él no aceptará un escenario en el que no resulte ser el ganador.

A principios de septiembre, Bolsonaro fue acuchillado en el abdomen durante un mitin, lo que le impidió seguir con su campaña en las calles; pero eso impulsó su candidatura.

Jair Bolsonaro polariza a Brasil, las redes sociales son factor. Heraldo de México

Su principal objetivo, ha externado, es privatizar lo que se pueda para reducir la deuda pública que actualmente es de 77.3 por ciento del Producto Interno Bruto.

También llamado el Trump del trópico, Bolsonaro recibió el apoyo de Steve Bannon, estratega y excolaborador de Trump, conocido por sus ideas de ultraderecha.

Fernando Haddad apareció como el plan b del Partido del Trabajo, que no pudo sostener la candidatura de Luiz Inácio Lula da Silva, condenado en segunda instancia a 12 años de prisión.

La ley de Ficha Limpia impide aspirar a cargos públicos a personas con condenas penales.

Lula era el favorito en los sondeos (40%); pero en poco tiempo, Haddad, exalcalde de Sao Paulo logró posicionarse en segundo lugar.

A través de una carta, desde prisión, Lula ha llamado a votar por él Haddad será Lula para millones de brasileños, escribió.

Haddad, de 55 años de edad y descendiente de una familia libanesa de comerciantes, fue ministro de Educación en el gobierno de Lula, y también en el de Dilma Rousseff; los sondeos lo muestran como muy popular entre jóvenes de izquierda.

Como funcionario logró la evolución de la educación básica considerada como impresionante por la OCDE.

En un lejano tercer lugar, con 11% de las preferencias electorales, el laborista Ciro Gomes sigue los pasos de Bolsonaro y Haddad. Su principal promesa es unificar al país. Se considera amigo del expresidente Lula da Silva.

Los escándalos de corrupción en las cúpulas más altas del poder en Brasil tienen a los ciudadanos desencantados de la clase política.

De acuerdo con la revista política Axios, 77 por ciento de los brasileños cree que la corrupción está fuera de control y sólo 17 por confía en su gobierno.

Actualmente, el expresidente Lula paga una condena de 12 años por lavado de dinero y corrupción, su sucesora, Dilma Rouseff fue destituida en 2016 de su mandato de presidenta por maquillar cuentas públicas y 80% del Congreso Federal es indagado.

l En una reciente transmisión en vivo a través de Facebook desde su casa en Río de Janeiro, el ultraderechista Jair Bolsonaro reconoció que las redes sociales tienen mucho que ver con su liderazgo en los sondeos presidenciales en Brasil.

 

POR ALEJANDRA MARTÍNEZ

jrr

 

¿Te gustó este contenido?