Ataca el Estado Islámico un hotel-casino en Manila

El ataque se produjo en el complejo hotelero Resort World Manila, que alberga un cine, un casino y una plaza comercial, ubicado cerca del aeropuerto

FOTO AFP
FOTO AFP

Un casino y un hotel de Manila fueron atacados por un hombre armado, en un atentado reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico.

La policía filipina anunció que abatió al hombre que irrumpió el lugar, donde no se reportaron heridos.

Está muerto. Fue abatido por nuestras tropas, dijo el comandante nacional de la policía Ronald dela Rosa.

Dela Rosa dijo que un hombre, que parece actuaba solo, caminó hacia una de las zonas del casino y disparó con un rifle hacia una pantalla de televisión, roció luego con gasolina la mesa de apuestas y le prendió fuego.

El hombre disparó nuevamente hacia un local en donde se guardan las fichas y llenó una mochila con ellas.

El complejo fue rodeado por la policía luego de las informaciones sobre disparos, que se produjeron justo después de la medianoche.

El atacante dejó luego el lugar y subió hacia la sección del hotel. El oficial dijo que no habían informes sobre una toma de rehenes debido a que evacuaron el sitio.

Cuando sentimos humo decidimos ir hacia la salida, en el estacionamiento. Desde ahí pudimos salir. Pero antes de salir escuchamos dos disparos y había mucho humo en la planta baja, dijo Maricel Navarro, una empleada del complejo.

La empresa propietaria del Resorts World Manila, que se encuentra enfrente del aeropuerto internacional de la capital filipina, había indicado anteriormente que el complejo estaba clausurado tras informes de un ataque armado de hombres no identificados.

Estado Islámico se reivindica el ataque

El EI aseguró en su comunicado que los autores del ataque eran soldados del grupo, según SITE, un sitio web que vigila la actividad de los grupos yihadistas.

La reivindicación procedería de Marawi, en el sur del país y donde milicias islamistas afines al EI combaten desde hace diez días contra tropas gubernamentales.

Los enfrentamientos en esa ciudad de la región de Mindanao, de mayoría musulmana, han causado más de 170 muertos, y según analistas locales no tienen visos de concluir a corto plazo.

El Ejército filipino informó el jueves de que un grupo de entre 40 y 50 combatientes del yihadista Grupo Maute se han atrincherado en el centro urbano y usan como escudos humanos a mujeres y niños, lo que ha frenado el avance de las Fuerzas Armadas.

En tanto, el presidente estadounidense Donald Trump manifestó en Washington su tristeza de lo que calificó de ataque terrorista.

Es verdaderamente muy triste lo que está pasando en todo el mundo con el terrorismo. Nuestros pensamientos y oraciones están con los afectados, lamentó Trump antes de anunciar la salida de Estados Unidos del acuerdo de París sobre el clima.

 

 

Con información e imágenes de AFP

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso