Asedio en Kabul deja 12 muertos

La acción contra el Ministerio de Información, que se prolongó durante unas cinco horas, comenzó poco antes del mediodía con una explosión

 Efectivos
de seguridad
sacaron a
civiles por las
ventanas del
Ministerio de
Información y
Cultura.FOTO: AFP
Efectivos de seguridad sacaron a civiles por las ventanas del Ministerio de Información y Cultura.FOTO: AFP

Cinco insurgentes atacaron ayer el Ministerio de Información en Kabul, una acción con al menos 12 muertos que se produce dos días después de que se cancelara la primera reunión entre representes de los talibanes y el gobierno afgano en Qatar, que pretendía impulsar de nuevo el proceso de paz.

Los talibanes, sin embargo, no tardaron en desvincularse de la acción terrorista a través de la red social Twitter, al asegurar su portavoz, Zabihullah Mujahid, que sus combatientes no tuvieron nada que ver con el ataque.

La acción contra el Ministerio de Información, que se prolongó durante unas cinco horas, comenzó poco antes del mediodía con una explosión, a la que siguieron fuertes tiroteos, relató el portavoz del Ministerio de Interior, Nasrat Rahimi.

Por el momento, se ha confirmado la muerte de cinco atacantes, cuatro civiles y tres miembros de las fuerzas de seguridad, y además otros ocho civiles resultaron heridos, confirmó el portavoz de la Policía de Kabul, Basir

Mujahid. Mujahid explicó que el ataque comenzó cuando uno de los atacantes se inmoló, abriendo paso al complejo ministerial a los otros cuatro insurgentes, que fueron posteriormente abatidos.

El Ministerio de Interior celebró que lograran evacuar a salvo a unos 2,800 empleados.

El canal local Tolo News mostró imágenes de trabajadores abandonando uno de los edificios del ministerio a través de las ventanas, con ayuda de las fuerzas de seguridad

Por Redacción El Heraldo de México

oos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbePROTESTAS. Miles de manifestantes ecologistas y antiglobalización se unieron a los Chalecos Amarillos por el G7. Foto: EFE

La Amazonia acapara el G7