Ahora le tocó a Telemundo

La captura de periodistas y salida del aire de canales de televisión se agudiza

 Miles dependen de cruzar a Colombia para poder trabajar, estudiar y comprar productos básicos. FOTO: ESPECIAL
Miles dependen de cruzar a Colombia para poder trabajar, estudiar y comprar productos básicos. FOTO: ESPECIAL

La censura y agresiones a periodistas se agravan en Venezuela, a medida que lo hace también el conflicto político; tan sólo en lo que va del año se han reportado 30 detenciones de trabajadores de medios de comunicación nacionales y extranjeros.

Ayer ocurrieron los casos más recientes: a mediodía el periodista Jorge Ramos, de la cadena Univisión, salió junto con su equipo de Venezuela. Fueron expulsados tras haber sido detenidos el lunes en el palacio presidencial de Miraflores, donde realizaban una entrevista a Nicolás Maduro.

Además, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) denunció que Daniel Garrido, reportero de la cadena Telemundo estuvo incomunicado durante ocho horas por efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). Advirtió que se desconocía su paradero  desde que se dispuso a documentar la presencia del Sebin en el hotel en el que se hospedaba el equipo de Univisión.

Nos preocupa la política de hostilidad con la que se está tratando a los periodistas en Venezuela, dijo a El Heraldo de México, Mariaengracia Chirinos, directora de Libertades Informativas del Instituto de Prensa y Sociedad de Venezuela (Ipys).

Este instituto ha documentado 126 violaciones a la libertad de expresión en el país en lo que va de 2019. En menos de dos meses contabilizan 46% de los 275 casos que se registraron durante todo el año pasado. Vemos que los riesgos aumentaron en términos de la cantidad de casos, destacó Chirinos.

Además de intimidaciones, agresiones, detenciones a periodistas y de la expulsión de comunicadores extranjeros, el número total de violaciones a la libertad de expresión documentadas por el Ipys incluye la salida de canales internacionales como Radio Caracol, Televisión Nacional de Chile y Antena 3 de las parrillas de operadoras de televisión por suscripción, por la transmisión de contenido relacionado con la crisis de Venezuela. También la amenaza de cierre de emisoras y el bloqueo de sitios en internet y redes sociales.

Hay una relación directa entre el nivel de intensidad del conflicto y los ataques y violaciones a la libertad de expresión, dijo a este diario, Carlos Correa, director de la ONG Espacio Público, que en días recientes ha recibido cerca de 20 denuncias de bloqueos intermitentes de portales digitales y del servicio de internet.

La oficina de Caracas, del Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela, al condenar la detención de Jorge Ramos denunció que la agresión a periodistas y el hostigamiento a los medios se ha convertido en una política de Estado.

En su informe Libertad en el Mundo 2019, la organización Freedom House también advierte sobre las dificultades y amenazas que enfrentan los trabajadores de la prensa para realizar su trabajo en este país. Los periodistas independientes de Venezuela, operan dentro de un ambiente muy restrictivo, regulador y legalizado, con riesgos y violencia física en conexión con su trabajo, expresa el documento.

Por Jessica Morales 

oos

¿Te gustó este contenido?