Ahoga Maduro a su país

Mientras la escasez avanza, el chavismo decidió frenar la ayuda internacional

CÚCUTA. Un tanque de combustible bloquea el paso en el puente fronterizo entre Colombia y Venezuela. Foto: Reuters
CÚCUTA. Un tanque de combustible bloquea el paso en el puente fronterizo entre Colombia y Venezuela. Foto: Reuters

 

El desabasto llega a 80%

 

 

CARACAS. El Ejército venezolano mantiene bloqueado el puente fronterizo para evitar que llegue la ayuda humanitaria internacional, ante una escazes de más de 80 por ciento en farmacias y supermercados en Venezuela.

Visitar una decena de farmacias no es suficiente para encontrar algunos medicamentos en el país sudamericano.

Antibióticos; productos para tratar la hipertensión arterial; fármacos para enfermedades del sistema nervioso central como epilepsia, meningitis y parkinson; e inhaladores para pacientes con asma; son sólo algunos de los que escasean en el país en este momento.

La Federación Farmacéutica Venezolana estima en 85% el desabastecimiento promedio de medicamentos. Algo tan elemental como el acetaminofén y tenemos problemas con el acetaminofén para bajarle la fiebre a los niños, dijo al El Heraldo de México, Freddy Ceballos, presidente de esta federación.

Para los pacientes ya es habitual, recibir recetas en los que el médico indica varias opciones de medicamentos para ampliar sus posibilidades de contar al menos con un tratamiento cercano al que necesitan.

 

Se le prescribe al paciente lo que hay. A lo mejor te prescriben un antibiótico que no es el más idóneo para la patología que tú estás presentando, dijo Ceballos.

 

COLOMBIA. Mujer ofrece medicinas a migrantes venezolanos. REUTERS/Carlos Eduardo Ramirez

La producción de medicamentos en Venezuela ha caído 70% desde 2014. Datos de la Cámara de la Industria Farmacéutica indican que la fabricación disminuyó de 714 millones de unidades ese año, a 200 millones de unidades en 2018.

Los problemas para acceder a las divisas necesarias para importar la materia prima y los insumos para la elaboración de fármacos y la fallas en la distribución componentes fundamentales como azúcar y cartón, son algunas de las razones de la caída. Aquí operaban alrededor de 200 empresas farmacéuticas, hoy en día no llegan a 60 empresas, explica Tito López, presidente de esa cámara.

En los supers la situación tampoco es alentadora. En sus anaqueles no se encuentra harina, aceite vegetal, café, pastas alimenticias, arroz, azúcar y leche en polvo. Una fuente cercana a este sector, que pidió no ser identificada, dijo que mensualmente algunos de estos productos sólo se surte una vez.

La misma fuente indica que el desabasto en estos comercios es superior a 80 por ciento. La variedad de productos es cada vez menor.

Alimentos y productos de limpieza personal e higiene del hogar ya no se venden con la misma velocidad y frecuencia que hace un año atrás. El consumidor venezolano cada vez puede comprar menos porque la hiperinflación ha pulverizado su capacidad de compra.

En 2018 la inflación del país cerró en 1,700,000%, según la medición de la Asamblea Nacional. El Banco Central de Venezuela no publica estas cifras desde diciembre de 2015.

El más reciente aumento del salario mínimo, cuyo porcentaje fue 300% y que entró en vigencia el 15 de enero de este año, ubicó este ingreso en 18 mil bolívares soberanos al mes, equivalentes a 5.4 dólares estadounidenses, tomando en cuenta la tasa de cambio oficial reflejada en la página del Banco Central de Venezuela que se registró el pasado 29 de enero.

 

Por Jessica Morales 

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeGUÍA. La aeronave EP-3 estadounidense fue
escoltada a las afuera del perímetro venezolano. Foto: EFE.

Amagan a nave estadounidense