¿Ya merito los “peces gordos”?

No bastan las declaraciones de que los ex presidentes Fox, Calderón y Peña Nieto solaparon la ordeña de ductos

Luis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México

 

Pronto, muy pronto van a caer los peces gordos por el combate al huachicoleo, dicen fuentes cercanas a la Procuraduría General de la República. Pero entre ellos no está el líder de los trabajadores petroleros, aclaran.

Algunas de las voces que escucha el presidente de la República, están tratando de convencerlo de que ya es hora de un anuncio espectacular que calme la irritación del pueblo sabio que se ha visto afectado por el desabasto de combustibles. No son suficientes las declaraciones de que los expresidentes Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto fomentaron y solaparon la ordeña de ductos durante sus respectivas administraciones, contribuyendo con ello a ganancias de la delincuencia organizada y desorganizada por más de 60 mil millones de pesos; tampoco los argumentos de que ya nada más se roban poquitas pipas al día (27 en lugar de casi 800) y que el país se ha ahorrado 2 mil 500 millones de pesos gracias a la estrategia para combatir la ordeña. Ni lo argumentos de que están poniendo en orden la casa, y mucho menos pedirles serenidad y paciencia a los consumidores. Lo que quiere el pueblo es sangre, como ocurría en el circo romano, le han sugerido sus consejeros a Andrés Manuel López Obrador.

Los observadores políticos objetivos e imparciales, apuntan por su parte que la irritación de la población es lo que podría doblegar al gobierno y a eso le están apostando los huachicoleros. Y en la medida que crece el desbasto y aumenta el descontento, los delincuentes felices. Por eso, urge, urge la sangre.

Aunado a la problemática, los partidos políticos de oposición están echándole gasolina al fuego –, de por si escasa, con información sesgada. Por ejemplo, el miércoles pasado el coordinador parlamentario del PRD en el Senado de la República, Miguel Ángel Mancera, envió una notita en donde afirma que las organizaciones delincuenciales almacenan el combustible en bidones que tienen hasta 20 mil litros —–dicho por quienes tienen investigaciones, según él—, por lo que para que a ellos les afecte va a tardar un buen rato.

A ver a ver, Miguelito, el consumo diario de gasolina en el país es de 800 mil barriles diarios (127.2 millones de litros). Si el robo es del orden del 15%, representa 120 mil barriles por día. Almacenarlos en tanques de 40 mil barriles de capacidad requeriría 3 tanques cada día y son tanques muy grandes de 6.4 millones de litros, no fáciles de esconder. En 10 o 15 días no tendrían producto para comercializar, excepto aquel que se roban directamente de las refinerías y terminales, le responden los especialistas. Así que no me vengas con…

En donde sí le cabe la razón a Mancera, es cuando señala: no es simplemente clausurar ductos; es un tema de asumir la gravedad, aplicar responsabilidad penal y arrebatar los bienes que generen quienes cometen este delito.  Lo que todo México quiere, pues.

¿Cuándo lo harán? Pregunta el respetable.

 

 

[email protected]

@luissotoagenda

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo