¿Y dónde están los huachicoleros?

La incompresión ante la estrategia del gobierno federal se debe a que no hay detenidos por el robo de gasolina

Carlos Zúñiga / Acceso libre / El Heraldo de México
Carlos Zúñiga / Acceso libre / El Heraldo de México

La crisis por la falta de combustibles entra en su octavo día en todo el país. Más de una semana en la que el desabasto (aunque en el gobierno federal no lo reconozcan así) le ha pegado a una decena de entidades, haciéndose más mediática con la escasez en el Valle de México.

Día a día, Andrés Manuel López Obrador ha apelado al apoyo de los ciudadanos, los cuales cada vez se muestran más irritados al ver sus actividades afectadas ante las estaciones cerradas o las largas filas que se deben hacer para llenar aunque sea de forma parcial el tanque. Algunos ayer optaron por bloquear la calzada Ignacio Zaragoza, en Iztapalapa, una de las zonas mas morenistas del país, luego de horas de estar formados sin conseguir gota alguna de gasolina.

Es fecha que mucha gente se pregunta cuál es la razón de esta circunstancia. Y aunque a diario el tema ha sido abordado en las conferencias mañaneras, no todos han comprendido que la falta de combustibles se debe a una estrategia del gobierno federal para frenar el robo a través de los ductos.

La estrategia de comunicación podrá ser tema para otra columna, pero hay un motivo por el cual la población no termina de digerir la situación: no hay detenidos.

Se habla de un delito, pero los responsables no tienen rostro. Durante un tiempo se mencionaron nombres y apodos de personas que podrían estar al frente de las bandas de robo de combustible, principalmente en la zona del Triángulo Rojo en Puebla.

Roberto de los Santos, alias El Bukanas; Antonio Martínez Fuentes, El Toñín; Óscar García Téllez, El Loco Tellez; Areli Pérez Juan, La Negra, y José Antonio Yépez Ortiz, conocido como El Marro, aparecen en registros periodísticos y policiacos como líderes huachicoleros de varias regiones del país, sin que hoy se sepa algo de ellos. Incluso se ha llegado a vincular a Nemesio Oceguera, El Mencho, líder del cártel Jalisco Nueva Generación, en esta actividad.

Y aunque se han mencionado, tampoco se ha puesto rostro a los funcionarios de Pemex y miembros del sindicato petrolero involucrados en esta red, sin los cuales el robo en las instalaciones del Estado no sería posible.

Sería muy buena una acción judicial pronto, porque con los líderes de las bandas en la calle, de poco servirían estas acciones. Sería también muy bueno si es que la actual administración desea contar con el respaldo de la población. De lo contario, la carga negativa caerá por completo en la imagen presidencial, algo que a estas alturas sería perjudicial para todos.

CONTRASEÑA: El SAT le está buscando discrepancias fiscales a Carlos Romero Deschamps y la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda lo investiga por lavado de dinero. Es sólo cuestión de semanas para que se presente una querella ante el Ministerio Público Federal en contra del poderoso líder del sindicato petrolero. Quizá por eso esté buscando

desesperadamente un amparo.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas