Y arrancan las Oscareables

Si son fanáticos del automovilismo, esto les va a interesar, Matt Damon y Christian Bale unieron talentos para interpretar a dos personajes de la vida real

Linet Puent / Permanencia voluntaria / Heraldo de México
Linet Puent / Permanencia voluntaria / Heraldo de México

El filme Contra lo Imposible se estrena este fin de semana. Antes de arrancarme de lleno con la crítica a la película, primero quisiera hacer un paréntesis en el título que le pusieron al filme aquí en México el cual me parece muy pobre.

De verdad eso es algo que nunca he entendido de las distribuidoras, pues le parten su mandarina en gajos a las películas con esos títulos que les ponen. En el caso de esta cinta, cuyo nombre original es Ford V Ferrari, el cual nos dice mucho sobre la trama, en español el filme se llama Contra lo Imposible, que si bien tiene sentido por la historia que nos cuentan, al final del día no dice nada en concreto de esta historia.

Podría tratarse de la secuela de Bajo la Misma Estrella, o una de desastres naturales, de esas de maremotos que arrasan con todo, incluso podría ser una de trama financiera o drama familiar, vamos, si me pongo creativa, hasta un animado.

El punto es que lo único que hacen con esos títulos es espantar al espectador o simplemente no le comunican nada. Ahora, quizá la lógica de ponerle ese título fue precisamente ésa, dejar un poquito en el aire la trama, para que entonces la gente no piense que se trata sólo de una película de automovilismo y para quienes no son fanáticos de este tema, no se fueran a espantar.

Y con eso último me arranco porque justo soy de esas personas cero interesadas en el tema del automovilismo y, vaya sorpresa la que me llevé con esta película que la puedes pelar como cebollita, porque tiene muchas capas.

Contra lo Imposible relata el reto tan grande al que se enfrentan el diseñador y excorredor de autos Carroll Shelby y el explosivo piloto Ken Miles cuando Ford les encomienda crear el primer auto de carreras que logre vencer a Ferrari en la competencia más compleja del mundo: Las 24 Horas de Le Mans.

De verdad ¡qué gozada de película! Disfruté mucho de principio a fin porque como bien lo platiqué con estos dos monstruos de la actuación hace unos días en Los Ángeles, California, no sólo trata de contarnos ese pedacito de la vida real de estos personajes que dejaron huella en el mundo del automovilismo, sino también nos lleva a la reflexión sobre el valor de la amistad, sobre cómo a veces los grandes emporios pueden ser sus propios enemigos cuando de burocracia se trata, y sobre cómo, cuando se quiere, se puede.

La actuación de Matt Damon y particularmente la de Christian Bale son merecedoras de nominación al Oscar, así como el guion y la película misma. Seguramente estaremos hablando más de ésta, pues hará mucho ruido en la temporada de premios como ya lo hizo en el Festival Internacional de Cine de Toronto en donde se presentó por primera vez. La recomiendo para disfrutar con toda la familia (adolescentes y adultos).

POR LINET PUENTE

[email protected]

@LINETPUENTE

eadp

¿Te gustó este contenido?