¿Y ahora?

Después de que llegan a la pantalla grande estrenos tan esperados como el de Avengers: Endgame, se crea un vacío cinematográfico

Linet Puent / Permanencia voluntaria / Heraldo de México
Linet Puent / Permanencia voluntaria / Heraldo de México

Las opciones para ver en el cine no son tan llamativas cuando se tiene que comparar con cintas que son muy taquilleras, por lo que hoy hablaré de lo que vi en streaming para tratar de llenar ese hueco.

Quisiera hacer una anotación sobre algo que dije hace dos semanas en la columna previa al estreno de Avengers: Endgame, y lo voy a citar: Muy probablemente, Endgame, logre escalar a esos primeros sitios, es más, hasta me atrevería a decir que va a desplazar al filme de Star Wars y de mí se van a acordar cuando eso suceda. Parece que tengo voz de profeta, pero precisamente hasta el cierre de esta columna, la cuarta película de los Vengadores ya estaba ubicada en el segundo sitio de las más taquilleras de la historia, no sólo destronando a Episodio VII: El Despertar de la Fuerza, sino también a Titanic, consiguiendo más de 2,272 millones de dólares, colocándose por debajo de Avatar que aún se encuentra en el primer peldaño, y con grandes posibilidades de arrebatarle el lugar al filme de James Cameron y a menos de 15 días de haberse estrenado en los cines de todo el mundo.

Es momento de hablar de lo que la cartelera cinematográfica nos ofrece cuando hay un estreno tan poderoso como Avengers: Endgame. Básicamente nada. Ésa es la oferta que hay en las salas. No quisiera menospreciar el resto de las películas que con mucho esfuerzo se estrenan cada semana, pero es una realidad que por lo general son filmes menos fuertes, que precisamente las distribuidoras lanzan en estos días, para no lanzar a pelear a sus mejores gallos. Inclusive, este fin de semana, el Detective Pikachu llega al cine, así como la cinta Lo que fuimos y el filme mexicano Dulce Familia.

Ante dicha oferta me fui directo a Netflix para ver su oferta y me encontré con: The Last Summer, un filme que narra las vivencias de un grupo de estudiantes en su último verano antes de ingresar a la universidad. Bastante equis, muy gringa y sin duda, una película que pasará a la historia sin pena ni gloria. Por otro lado, vi la cinta española A Pesar de Todo, que relata la travesía de cuatro hermanas, quienes tras la muerte de su madre, deben encontrar a sus padres biológicos como condición de su progenitora para poder cobrar su herencia. Una película que apenas dura hora y media, pero que te hace pasar el rato sin mayor pretensión. Y finalmente la serie Chambers, que trata de una mujer que experimenta una especie de posesión cuando le trasplantan el corazón de otra joven de su misma edad que muere de forma misteriosa. Hace mucho no sentía tanto coraje por haber perdido mi tiempo de esa manera al echarme los 10 capítulos que dura dicha serie. Tenía buena intención, pero la idea se pierde en el camino y te dejan con muchos huecos que no supieron cerrar al final. Pobre de Uma Thurman, quien seguro pensó que tendría su regreso triunfal después de Kill Bill.

Yo sólo espero que pase esta rachita porque nos urgen más historias interesantes nuevas que ver.

Por LINET PUENTE

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónGerardo Rodríguez / Cuarto de Guerra  /  Heraldo de México

Acostarse con el enemigo