Volver a creer en AMLO

El gobierno federal no ha podido descifrar la estrategia para recuperar la confianza de los actores económicos

Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México
Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

Los eventos de choque de las últimas semanas han nublado la visión sobre el desempeño económico del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Los casos Culiacán, LeBarón y el gran distractor que ha significado el asilo a Evo Morales desviaron toda la discusión fuera del espectro económico. Y en esta materia lo cierto es que las cosas no han mejorado, pero tampoco han empeorado.

Ayer en la conferencia matutina el Presidente insistió en sus datos económicos, que reflejan, según él, un buen camino en esa materia: creación de empleo, fortalecimiento del envío de remesas, llegada de inversión extranjera directa, y solidez del peso frente al dólar.

AMLO adelantó, para insistir, en que el plan de infraestructura que se desvelará el mates 26 de noviembre tendrá el nutrimento de la inversión privada, y desmarcó nuevamente a su gobierno de la obsesión por el crecimiento económico porque, como ocurrió en Bolivia, apuntó, ahí hubo crecimiento, sí, pero también desarrollo, que es lo fundamental.

Pero la pregunta es si todos los actores económicos pueden volver a creer en la política del Presidente una vez que se despejan los nubarrones de los eventos de choque.

En adición, hay que considerar que las tensiones comerciales y la desaceleración global siguen en marcha.

En una presentación a inicios de este mes, el subgobernador del Banco de México, Javier Guzmán Calafell, insistió en los factores externos que están influyendo en el desempeño de la economía, pero subrayó que la atmósfera de incertidumbre presente en México está en buena medida vinculada a factores internos y que existe una continua tendencia a la baja de la productividad, y advirtió de los riesgos que implica para la calificación soberana una posible baja en la calificación de deuda de Pemex.

Un gran punto ciego del gobierno de AMLO es que no ha podido descifrar la mejor estrategia para recuperar la confianza de los actores económicos de forma generalizada.

Sus destellos de acercamiento con actores específicos del sector empresarial son plausibles, pero carecen de permeabilidad hacia todas las industrias.

Ese vacío es llenado por iniciativas legales que sí se perciben generales y riesgosas, como lo fue el tema de las facturas falsas y la equiparación de la defraudación fiscal con delincuencia organizada.

En ese sentido, debe insistirse en que Arturo Herrera, Alfonso Romo y Graciela Márquez deben convencer al Presidente de presentar iniciativas de alcance nacional que sean indubitablemente percibidas como amigables hacia el empresariado.

Lo que los agentes económicos requieren es volver a creer en AMLO.

CEMEX, VIGOROSA

La firma Cemex, que encabeza Fernando González, anunció la emisión de Dlls.$ 1,000 millones en bonos con vencimiento a 2029. Con el dinero obtenido pagará deuda. La oferta cierra el martes.

POR CARLOS MOTA
[email protected]
WHATSAPP 56-1164-9060




lctl

¿Te gustó este contenido?