Viviendo la cultura pop

Las empresas de entretenimiento, sobre todo infantiles, no hicieron la transición adecuada a la cultura digital

Brenda Jaet / Caprichos millonarios / El Heraldo de México
Brenda Jaet / Caprichos millonarios / El Heraldo de México

La causa de la caída de varias empresas de entretenimiento ha sido por no haber hecho la transición adecuada, ni a tiempo, al mundo digital, sobre todo cuando el contenido va dirigido a niños y adolescentes. Nickelodeon es un claro ejemplo de haber hecho lo correcto.

Sin abandonar su transmisión en televisión, el canal infantil aumentó, a la vez, sus productos de consumo digital, recreación, libros y largometrajes para niños y familias que son distribuidos a nivel global. Solamente en Latinoamérica tiene entrada a más de 59 millones de hogares.

El canal incluye una amplia gama de productos multiplataforma, además de múltiples sitios web. Nickelodeon, y todos los títulos, personajes y logotipos relacionados a él, son marcas comerciales de Viacom Inc.

Pero esto no es un anuncio, es sólo para explicar a los que no somos millennials, el evento que crearon: los Kid Choice Awards, que cumplen 10 años en México y premian a lo mejor de la cultura del entretenimiento en 21 categorías, entre ellas música, televisión, cine y mundo digital, y que a su vez, comprenden muchas subcategorías como instagramer favorito, chica trendy, chico trendy, youtuber cómico favorito, youtuber musical favorito, gamer favorito e inspiración.

Lo más importante de todo es que los ganadores son elegidos por el público, quienes votan en línea (645 millones de votos). Me pareció fascinante el dato, por lo que me dí a la tarea de ir al evento para presenciar personalmente de qué se trata.

Fue en el Auditorio Nacional: las personalidades desfilan al llegar por la alfombra naranja, incluyendo a la actriz Yalitza Aparicio, los youtubers, las celebridades, etcétera.

Pero el momento que causó conmoción fue cuando llegaron Los Polinesios, un grupo de dos hermanas y un hermano que tienen mas de 20 millones de seguidores y un billón de visitas mensuales en YouTube; entre gritos, porras y lágrimas de emoción, fueron recibidos.

Ya adentro, empezó la ceremonia de premiación que condujeron Jaime Camil y la vlogger Bala, una súper estrella del mundo digital (Isabel de la Torre) que ganó en la nominación de Inspiración favorita. Pero lo que llamó mi atención es cómo algunos tienen talento de verdad: ¡Bala canta y baila como los Timbiriche de mi época! Un elemento clave en la premiación es eso que llaman Slime, un liquido verde, tipo moco, que se arroja al público y forma parte de la diversión. ¡A mí no me cayó gracias a Dios!, pero quienes eran bañados en ello, estaban felices de la vida.

Hubo performances de Pedro Capó y Daddy Yankee, que por lo visto son muy queridos y populares en estas generaciones millennial y Z. Cabe mencionar que todo el escenario y ambientación era digital y cambiaba constantemente. Fue toda una experiencia para mí haber acudido a la premiación y experimentar desde otro punto de vista la nueva forma de hacer y recibir contenido.

POR BRENDA JAET
@BRENDAJAETK


lctl

¿Te gustó este contenido?