Viejos problemas, viejas soluciones


La Ciudad de México ha crecido en las últimas décadas, sin embargo los problemas son los mismos, pero con una dimensión distinta: contaminación, agua, transporte, vialidades, seguridad, educación y empleo. Año con año hacen caos, la semana pasada era la contaminación, esta son las inundaciones.

Cada temporada de lluvias las autoridades capitalinas aseguran que la intensidad de la precipitación es atípica y rebasa los niveles históricos, la duda es porque nunca hay medidas de previsión que realmente contribuyan a aminorar los efectos.

Para este 2017, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), que encabeza Ramón Aguirre Díaz, cuenta con un presupuesto para obra pública de 2 mil 098 millones de pesos, contrario a las disposiciones legales en materia de transparencia la dependencia no desglosa el destino que tendrán esos recursos, pero se trata de un monto significativo para haber tomado medidas de previsión.

Esta semana arrancó con una lluvia que afectó 23 vías primarias, 41 colonias, en las delegaciones Tlalpan, Xochimilco, Coyoacán y Álvaro Obregón; la primera acción del gobierno capitalino es entregarle a los policías de tránsito unos rastrillos para que quiten la basura de las alcantarillas y no lo hagan con la mano, eso informó el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera.

También comentó que en breve se dará a conocer el Operativo de Lluvia, lo crítico de está situación es que han pasado 151 días de 2017 y no hay un plan efectivo de acción que se ponga en operación cuando los problemas lo requieran.

Sacmex, de acuerdo con información publicada en su portal, dice que el Gobierno de la Ciudad incorporó líneas estratégicas para dar resultados positivos en el Operativo de Lluvias entre ellas está el desazolve de presas, lagunas, redes y accesorios de drenaje, un programa de obras para prevenir inundaciones y un programa anual de rehabilitación y mantenimiento de drenaje profundo; entonces porqué con la primera lluvia de la temporada tuvimos un caos.

Los gobiernos se renuevan, pero los problemas de la ciudad se atienden bajo la misma lógica, porque ahí siguen.

REFORMA ELECTORAL CON ALIANZA

La alianza política que tienen en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) permitió sacar adelante el proyecto de reforma electoral, en bloque están las bancadas del PAN y del PRD, una fracción del PRI, y diputados de los partidos pequeños para salir con la normatividad en tiempo y forma.

Los legisladores de Morena al no integrarse al trabajo en comisiones, quedaron al margen de la votación del dictamen que se llevó al pleno, a pesar de ser el grupo parlamentario más grande, frente a la suma de fuerzas de los otros, son minoría.

Sólo la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación podría cambiar las disposiciones que en materia electoral están impugnadas desde la Constitución. Pero las reglas para la contienda del 2018 ya están dadas.

 

¿Te gustó este contenido?