Democracia a prueba

El compromiso democrático se ha debilitado en la práctica

Verónica Ortiz / Ventana política / Heraldo de México
Verónica Ortiz / Ventana política / Heraldo de México

Washington, D.C.- El Pew Research Center presenta su medición sobre el funcionamiento de la democracia. El estudio abarca 30,133 encuestados en 27 países, incluido México, entre mayo y agosto de 2018.

A nivel global, 51% de la población está insatisfecho frente a 45% que está conforme con la situación. Entre los mejor evaluados están Suecia, Países Bajos, Corea del Sur y Australia, mientras que en España, Grecia, Japón, Sudáfrica, Brasil y México la mayoría está descontenta. Contrastan nuestros socios T-MEC: Canadá (61% satisfechos), Estados Unidos (58% insatisfechos).

Si bien los principios de la democracia liberal siguen siendo populares, se ha debilitado el compromiso democrático en la práctica. Las razones del desapego no son nuevas, pero hay matices interesantes.

1. La economía. Hay una clara correlación entre el desempeño económico del país y la satisfacción democrática. La mala situación de la economía o la falta de mejoras perceptibles deriva en frustración con la forma de gobierno. Lo interesante es que el nivel de ingreso personal no es factor relevante; la calidad de vida y oportunidades sí lo son.

2. Los derechos humanos. Este es un indicador importante en la evaluación y dos datos destacan. La insatisfacción con la democracia es más alta donde la libertad de expresar opiniones públicamente no está garantizada. Y, en segundo lugar, donde el sistema de justicia no trata a los ciudadanos por igual.

3. La clase política. El descontento democrático es mayor entre quienes piensan que a los políticos no les importa la opinión ciudadana. Claro está, la insatisfacción se acentúa si además son percibidos como corruptos.

4. En Europa tres factores adicionales pesan en la evaluación. Quienes tienen opinión desfavorable de la Unión Europea y la migración están más insatisfechos con la democracia. Más interesante aún, quienes simpatizan con partidos populistas (de izquierda o derecha) están descontentos con la democracia liberal.

5. En el caso mexicano, la insatisfacción democrática alcanza el 85%, pero se redujo ocho puntos respecto de la medición del 2017. El dato es relevante porque sólo tres países registraron esta mejoría: Francia, Corea del Sur y México.

Dada la fecha del levantamiento, el estudio reflejaría el ánimo ciudadano al momento de la elección presidencial: entusiasmo por el resultado electoral y claro rechazo hacia la clase política, el sistema de justicia y la corrupción. Pero ojo, los mismos mexicanos respondieron positivamente respecto de la mejoría en calidad de vida (57%) y la protección a la libertad de expresión (51%).

Veremos si en la medición del 2019 corregimos algo de lo malo y conservamos lo bueno.

Aniversario.- El Heraldo de México y esta columna cumplen dos años. Tiempos extraordinarios y desafiantes para el país, la sociedad y la prensa. Felicidades a todo el equipo y gracias siempre a los lectores.

@VERONICAORTIZO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo