Venezuela: complicada para todos

Maduro se mueve y maniobra para darle largas a la actual situación con la esperanza de superarla

José Carreño / Desde afuera   / Heraldo de México
José Carreño / Desde afuera / Heraldo de México

El mensaje de Juan Guaidó fue directo y la respuesta de Andrés Manuel López Obrador también.

En una entrevista con El Heraldo de Mexico, Guaidó hizo su caso por el reconocimiento diplomático mexicano. Este no es un tema ideológico, de izquierda y derecha, es un tema de humanidad, de derechos fundamentales que están siendo violados, de persecución política, de corrupción sin precedentes en la historia, declaró Guaidó a Jessica Morales.

El presidente López Obrador, por su parte, insistió en la neutralidad mexicana, determinada por la Constitución, y precisó: deseamos que dialoguen las partes, que haya una pacificación, que no se use la fuerza, se aleje la violencia y que haya oportunidad para la diplomacia, que haya diálogo.

En alguna medida, una encuesta que publica hoy este diario apoya la postura de López Obrador: 74 por ciento de los participantes considera que México debe mantenerse neutral, aunque 20 por ciento favorece la idea de apoyar a Guaidó y sólo 3 por ciento por respaldar a Maduro.

Igualmente, 57 por ciento está en desacuerdo con el reconocimiento diplomático mexicano a Maduro como Presidente de Venezuela.

Pero al margen o no del reconocimiento de México, Maduro enfrenta un entorno internacional cada vez más problemático.

Una carta que el Papa envió al Excelentísimo Sr. Maduro, en respuesta a su solicitud de mediación de la Iglesia, ilustra la situación. En la misiva, filtrada al diario italiano Corriere della Sera, Francisco recordó procesos anteriores para encontrar una salida a la crisis venezolana, pero también que desafortunadamente, todos fueron interrumpidos porque lo que se había acordado en las reuniones no fue seguido por gestos concretos para implementar los acuerdos.

Maduro, convertido ya en un Hombre Fuerte de Venezuela, al más puro estilo tradicional latinoamericano, se mueve y maniobra para darle largas a la situación con la esperanza de superarla, como ha hecho en otras ocasiones.

Actualmente, sus posibilidades de supervivencia descansan en el respaldo de las Fuerzas Armadas y grupos paramilitares, lo que queda de la popularidad del comandante Hugo Chávez, la solidaridad política interna y externa de un importante sector de la izquierda, así como de gobiernos económicamente comprometidos —como la Federación Rusa o la República Popular China—.

Pero la siguiente fase del problema es económica. Por un lado, tiene un inconveniente de fondos: ya quedó cortado de ingresos petroleros importantes —40 por ciento de exportaciones iban a EU— y ahora busca cómo compensarlo, incluso con ventas a India.

Al mismo tiempo ha buscado un sustituto en el tráfico de las reservas de oro venezolanas, aparentemente con ayuda de Turquía y los Emiratos Árabes Unidos.

La situación de Venezuela esta lejos de haberse definido y es posible que empeore la próxima semana, si es que el Ejército, leal a Maduro trata de impedir la ayuda internacional a los venezolanos.

[email protected]

@carrenojose1

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas