Van por Borge

Hasta ahora, las investigaciones no habían tocado directamente al exgobernador de Quintana Roo, y se habían concentrado en sus excolaboradores


En el interminable catálogo de impresentables que se han servido desde el poder, el que sigue en la lista de la justicia mexicana, es el exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge.

Hasta ahora, a siete meses de dejar el cargo, las investigaciones no lo habían tocado directamente, y se habían concentrado en sus excolaboradores y parte de su primer círculo, pero las cosas han cambiado.

Las acusaciones lo alcanzaron y la PGR está por emitir una orden de captura en su contra. Ocurrirá apenas concluyan los comicios del Edomex, Coahuila, Nayarit y Veracruz, el 4 de junio próximo, para no enrarecer –calculan en la Procuraduría- el ambiente previo a los comicios, que lucen cuesta arriba para el PRI que, en el mejor de los casos para ellos, perderá una gubernatura, sino es que dos… o tres.

En la PGR esperan, porque una vez liberada la orden de aprehensión, el tricolor expulsará de sus filas a Borge, quien hoy solo tiene suspendidos sus derechos como militante. Los tiempos de la política deberán alinearse con los de la justicia.

El exgobernador de Quintana Roo, cuentan personajes de primer nivel en el estado, mantiene un pacto con el actual mandatario Carlos Joaquín González y, por eso, la Fiscalía estatal si bien lo investiga, lo hace sin prisas y sin consigna. Aunque se han realizado cateos en propiedades que presuntamente pertenecen a Borge, hasta ahora nada de ahí se ha utilizado en su contra. Por eso, será desde el gobierno federal desde donde irán por él.

Dentro del gobierno hay quienes han buscado interceder por el exmandatario, pero el tiempo parece agotárseles. Uno de los más activos cabilderos entre Borge y las autoridades federales había sido el exgobernador de Oaxaca Ulises Ruiz, cercanísimo al quintanarroense, y quien podría resultar salpicado en las indagatorias por su estrecho vínculo, pero el oaxaqueño tiene cada vez menos interlocutores. Incluso, desde la dirigencia nacional del PRI, lo ven con desdeño, pues fue el único que abiertamente criticó al hoy presidente tricolor Enrique Ochoa, cuando anunció su intención de liderar el partido. En Quintana Roo es de sobra sabido que Ulises vivió, hizo y deshizo en el estado durante el gobierno de Borge. Juntos y por separado.

Otros de los presuntamente involucrados en la trama de saqueo y desvío de recursos son los padres del exgobernador, Roberto Borge Martín y María Rosa Yolanda Angulo Castilla, quienes habrían sido parte de una red de beneficiados y prestanombres a través de los cuales se triangularon recursos y se lavó dinero.

Borge está en la mira. Van por él. Empezará la persecución.

-Off the record

Cambió de celular y de lugar de residencia. Primero se fue a vivir a Miami, pero los últimos registros de inteligencia mexicana lo ubican en Centroamérica… A propósito de impresentables: más de 30 días han pasado de la detención de Javier Duarte en Guatemala y México no lo ha reclamado en extradición. ¿Nadie trae prisa?

Columna anterior: La siguiente escala de AMLO

¿Te gustó este contenido?