PAN: El FAD va porque va

La cosa van tan en serio, que Ricardo Anaya está dispuesto a renunciar a sus aspiraciones presidenciales

Netlog

El Frente Amplio Democrático no está muerto, de eso tienen la certeza al menos en el Partido Acción Nacional.

Tan convencidos están, que Ricardo Anaya estaría dispuesto a desistir de sus aspiraciones presidenciales si logran construir un proyecto de gobierno y legislativo que incida en la transformación real del país.

De acuerdo con líderes del partido azul ya se construyó una masa crítica con dirigentes de oposición y otros personajes de la vida política del país, y antes de que termine agosto podríamos tener noticias sobre el FAD.

Se desconoce el nombre de quién podría encabezarlo, pero para ellos eso es secundario, por ahora. Lo importante, nos dicen, es construir el proyecto y sumar a más personajes.

Como muestra citan el evento del 6 de agosto, convocado por el grupo Galileos del PRD, al que asistieron gobernadores perredistas y panistas, así como Miguel Mancera, Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y los independientes Mauricio Merino y Emilio Álvarez Icaza.

En ese sentido, anticipan que para consolidar el FAD serán más pragmáticos que dogmáticos. Saben que sus documentos básicos y sus principios son totalmente opuestos.

Sin embargo, ya encontraron la fórmula: tomarán como referente el Pacto por México, en el que lograron diversos acuerdos por el bien del país. Aunque la historia después haya dicho lo contrario.

Lo que se percibe, eso sí, es que los panistas de Anaya están entusiasmados y hasta tienen armada toda la estrategia.

Buscarán el mayor número de coincidencias con el PRD y Movimiento Ciudadano, con los que, nos dice un alto dirigente, van muy avanzadas las conversaciones.

Del lado del partido naranja, sin embargo, no tienen la certeza de que así sea; incluso uno de sus escenarios es ir con un candidato propio, como Mauricio Merino.

El hecho es que de los avances y los acuerdos dependerán las fechas de los movimientos y las renuncias en el PAN.

Por lo que hace al llamado joven maravilla, no está empecinado en encabezar el Frente, pero si se dan las coincidencias no dejaría pasar la oportunidad de ser el candidato presidencial del bloque.

Y si ocurre eso, Damián Zepeda pasaría de la secretaría general a la presidencia del CEN. En ambos casos, nos aseguran que están listos para lo que venga.

Otro factor que jugaría a favor del FAD es una posible alianza en la CDMX pero, contrario a lo que han divulgado los panistas de la capital, tampoco hay un acuerdo definitivo como ellos quisieran.

En pocas palabras, no hay nada concreto; sin embargo, en el PAN tienen clara la película de lo que quieren y esperan.

Donde no logran ponerse de acuerdo es en el PRD. Un día su dirigencia dice que van y al siguiente sale uno que otro perredista a decir que no, como Pablo Gómez y Leonel Godoy, ya entregados, por cierto, a AMLO.

El punto es que el 8 de septiembre arranca formalmente el proceso electoral 2018 y hasta hoy no hay certeza para decir: este arroz ya se coció.

***
Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: Si hay trato, amigos pueden ser el perro y el gato.

Columna anterior: Julión, Rafa y el engaño que viene

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso