Universidades en peligro

Los intentos por acabar con las universidades públicas vuelven a tomar fuerza. El rector de la UNAM advierte del conflicto social que esto provocaría

Universidades en peligro

Provocar a los estudiantes nunca ha sido una buena idea. Amagar con cerrar universidades públicas en distintas entidades del país, mucho menos. Despojarlas de su autonomía, parece una locura.

Y sin embargo, está sucediendo…

El rector de la UNAM, Enrique Graue, llamó precisamente la atención sobre estos peligros que se ciernen sobre las universidades públicas. Dos en particular:

-El de su subsistencia (a partir del 2018) por falta de dinero.

-Y la pretensión de que las administraciones universitarias sean impuestas desde el poder local.

(Las universidades de Michoacán, Oaxaca, Morelos, Nayarit y Zacatecas, son las más angustiadas por su situación. Sus rectores han solicitado ya abiertamente una ampliación presupuestal para cubrir las nóminas de sus empleados, pero en la Secretaría de Educación Pública advierten que no hay dinero para ello).

Durante la reunión de aniversario de la Asociación Autónoma del Personal Académico de la UNAM (AAPAUNAM), Graue calificó de inaceptable el hecho de que haya universidad públicas en riesgo de subsistencia para el año 2018, debido a que presentan desequilibrios presupuestales y porque los recursos destinados a la educación superior son insuficientes.

Es indispensable –pidió- que existan fondos de contingencia para salvaguardar la función de estas instituciones, necesarias para el futuro y la paz social de la nación.

Recordó además que estas situaciones de potencial quiebra financiera en algunas instituciones de educación superior tienen orígenes diversos: Desde el flujo tardío e insuficiente de recursos estatales o mala planeación financiera, hasta acuerdos laborales indebidos que han impedido las reformas estructurales necesarias para el ejercicio presupuestal adecuado.

Cualquiera que sea el caso, las universidades deben ser apoyadas para que puedan resolver en forma definitiva las carencias financieras a las que están sujetas, subrayó el rector de la UNAM. Y tiene razón.

¿Imaginan los conflictos estudiantiles que veríamos si se cierran algunas de las universidad públicas en problemas?

Cierto que se han detectado detectado simulaciones, desvíos y asignaciones indebidas en algunas universidades, como indicó la Auditoría Superior de la Federación.

Pero no por ello todas las instituciones de educación superior pueden ni deben ser castigadas por el indebido actuar, en algunos casos, de un puñado de autoridades o administradores irresponsables.

Graue alzó la voz frente a la pretensión de algunos Congresos Locales de modificar la Ley Orgánica de alguna universidad pública para que su contraloría sea desligada de la administración universitaria e impuesta desde el poder local.

Lo anterior –dijo- es una flagrante violación a la autonomía universitaria y a la Constitución y debe ser rechazada enérgicamente.

Vuelve la pregunta: ¿Quién, o quienes, están detrás de estas oscuras provocaciones?

-0-

GEMAS: Obsequio de Miguel Ángel Mancera para la elección del candidato del Frente: Que nos sometamos a un control de confianza… Esta prueba deberá incluir el esquema patrimonial, el polígrafo y las condiciones de salud.

 

Columna anterior: El aplausómetro de Morena

¿Te gustó este contenido?