¿Un Shosha Man como embajador en Asia?

La designación de las nuevas cabezas o punta de lanza en el Asia Pacífico no se debería tomar a la ligera

Adolfo Laborde / La Nao de China / Heraldo de México

En esta semana se realiza la reunión anual de Embajadores y Cónsules (REC 2019) de la Cancillería donde los a través de los funcionarios del gobierno mexicano y actores involucrados en la vida política del país, se estipula lo que serán los ejes de la política exterior para los siguientes años. A reserva de lo ya multicitado y criticado con respecto al principio de la No intervención y autodeterminación de los pueblos, por algunos analistas en política exterior, no se observa nada innovador. Si bien se ha repasado lo que será la visión del gobierno en materia de derechos humanos, migración, promoción cultural (poder suave) y comercial es muy complicado descifrar cómo se ejecutará lo planteado en un ambiente de austeridad republicana que ha golpeado al servicio exterior en su salario, dietas y prestaciones. De hecho, en algunos consulados y embajadas se viven momentos de incertidumbre, especialmente con los empleados locales que no saben si se les renovará el contrato. A esto hay que agregar la nueva tarea de promoción comercial y turística que se les encomendará. En síntesis, trabajarán más con menos paga y presupuesto.

En lo que respecta a los nombramientos de los nuevos embajadores que realizarán las nuevas tareas de promoción, seguramente después de la conclusión de la REC 2019, se asomarán algunos nombres de diplomáticos de carrera o personas allegadas al nuevo gobierno. Independientemente que la decisión se base en uno u otro criterio (meritocracia o dedazo) es importante señalar que los elementos a considerar en el proceso de selección de los nuevos titulares de embajadas y consulados, específicamente en Asia, tema de esta columna, se consideren las mega tendencias globales y la realidad de la región. Asia representa una oportunidad para la diversificación real de nuestras relaciones políticas, económicas y financieras, por lo tanto, la designación de las nuevas cabezas o punta de lanza en el Asia Pacífico no se debería tomar a la ligera.

Si bien es cierto, hay personal capacitado en el servicio exterior, empero a ello, sería recomendable que en el perfil de los nuevos titulares se consideraran competencia extraordinarias tales como las que he señalado en mis libros Shosha Man I, II y III. Un Shosha Man (hombre empresa) es un súper agente de negocios que ha sido parte del éxito de las empresas globales japonesas llamadas Sogo Shosha. Su capacidad de planear se complementa con su talento en la ejecución y cierre de los negocios o tratos. Además de negocios, economía, finanzas, historia universal, negociación, lenguas, sabe perfectamente cuál es el siguiente paso para que el circulo virtuoso de los negocios no se detengan. Esta figura podría sustituir a los encargados de las representaciones de ProMéxico recientemente desaparecido. Este perfil es perfecto en la coyuntura por la que atraviesa México en sus relaciones internacionales y en el contexto del acuerdo de colaboración que firmaron la Secretaría de Economía y la Cancillería en materia de promoción. Esperemos que en la REC 2019 se sienten las bases de una estrategia efectiva de promoción de los intereses nacionales de México en el mundo, y por ende, en Asia.

 

* Analista Internacionalista

[email protected]

@adolfolaborde71

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo